Cómo automatizar tu ahorro e inversiones
Tiempo de lectura: 5 minutos

Casi al mismo tiempo que cobras la nómina, tu cuenta corriente empieza a vaciarse. El alquiler o la hipoteca, el gas, la luz, el teléfono, el gimnasio… Es como si todas las compañías supiesen cuando te pagan y estuviesen haciendo una carrera por ser las primeras en cobrar… Y en parte es así.

A diferencia de otros países como Estados Unidos, en España lo más habitual es domiciliar la mayoría de los recibos. Es más cómodo y una buena fórmula para no olvidar ningún pago ni gastarte el dinero antes de afrontar tus gastos fijos mensuales. En resumen, sabes que todos los meses pagarás porque lo haces de forma automática y no tienes que preocuparte de anotar todos los recibos.

¿Y si pudieses hacer lo mismo con tus ahorros y tus inversiones? ¿Es posible automatizar tus inversiones y tu ahorro para que vayan en piloto automático? La respuesta es sí, y además tiene sus ventajas.

Las ventajas de automatizar tu ahorro

Poner tu ahorro en piloto automático es fácil. Consiste en hacer del ahorro algo mecánico dentro de tus flujos de caja. La clave para que funcione es hacerlo en el momento que recibas tu sueldo, antes de que puedas gastarlo e incluso darte cuenta de que está ahí.

En otras palabras, ahorrar a principio de mes en lugar de hacerlo al final.Igual que domicilias tus recibos, también puedes domiciliar tu ahorro. Es lo que los estadounidenses denominan “pay yourself first” y que Luis Pita bautizó como preahorro en su libro “Ten peor coche que tu vecino”.

La principal ventaja de este método es que “ahorrarás todos los meses sin tener que hacer ningún esfuerzo ni tener que estar recurriendo constantemente a tu fuerza de voluntad”, explica Pita. Como el ahorro es automático, siempre ahorrarás independientemente del resto de gastos. Y como no verás el dinero en tu cuenta, porque lo retirarás a principio de mes, tampoco lo echarás de menos.

“Los seres humanos nos adaptamos a los cambios mejor de lo que pensamos. El primer mes puedes notar que te falta ese dinero que ahorras, pero al cabo de tres meses ya habrás adaptado tu nivel de gasto a tus nuevos ingresos”, resume Pita.

La Joya no Joya y…
La Cuenta NÓMINA
Del Banco no Banco

Sin comisiones, con tarjetas gratis ¡y mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Cómo automatizar tu ahorro

Empezar a ahorrar de manera mecánica es muy sencillo. No te llevará más de 5 minutos. Todo lo que tienes que hacer para automatizar tu ahorro es ordenar al banco que haga una transferencia de tu cuenta de uso diario a tu cuenta de ahorro, y después decirle que repita esa operación todos los meses a principio de mes.

Si eres cliente de ING y dispones de una Cuenta NARANJA, es tan fácil como entrar en el área “Mis Productos” y seleccionar la cuenta en la que recibes la nómina. De ahí sólo tienes que acceder a “Operar” y pulsar en “Realizar transferencia”. En la siguiente pantalla ya podrás seleccionar la cuenta de destino, establecer la cantidad y, solo con marcar el apartado de periódica, ya estarás ahorrando todos los meses sin esfuerzo.

Automatizar inversiones ahorro

Las ventajas de automatizar tus inversiones

La misma estrategia que sigues para tu ahorro puedes aplicarla a tus inversiones. Igual que ahorras de forma automática, puedes invertir con el piloto automático sin tener que preocuparte de dar la orden todos los meses.

Esta estrategia pasa por hacer aportaciones periódicas a tu inversión y, además, crear una orden para que se hagan automáticamente. Esto es lo que se conoce como Dollar Cost Averaging o promediar.

Las tres ventajas de realizar aportaciones periódicas a tus inversiones son:

  • Sirve para combatir la volatilidad del mercado. Combinadas con la inversión a largo plazo, las aportaciones periódicas tienden a minimizar las subidas y bajadas en bolsa. Los momentos en los que compres barato compensarán los que compres más caro y viceversa. Como asegura una de las frases de bolsa más conocidas de Peter Lynch, “No sé si los próximos 1000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro de que los próximos 10.000 serán hacia arriba”. Dicho de otra forma, a largo plazo las medias se imponen y en el caso del S&P 500, marcan una rentabilidad media histórica del 9,87 % contando la reinversión de dividendos.
  • Evita el market timing, uno de los errores más comunes. Estableciendo un plan de aportaciones automáticas evitas jugar a adivinar cuándo es el mejor y el peor momento para comprar o vender. Lo haces siempre en el mismo día y, además, nunca desinviertes. Durante 13 años Peter Lynch logró una rentabilidad anualizada del 29 % con el fondo Magellan. Sin embargo, la ganancia promedio de sus partícipes fue inferior al 7 % precisamente por no mantener la inversión e intentar hacer market timing.
  • Adquieres disciplina y constancia. Al automatizar las inversiones las conviertes en una parte más de tu rutina financiera, sin olvidos ni excusas. Gracias a esto aprovechas mejor el interés compuesto, que sólo necesita tiempo y constancia para hacer su magia.
Los números no mienten
Un ahorrador que comience invirtiendo 1000 € y aporte después 150 euros mensuales con una rentabilidad anual del 4 % sumará al cabo de 20 años 56.946,05 € de los cuáles 19.946,05 € serán intereses.

Cómo automatizar tus inversiones con aportaciones periódicas

Como en el caso anterior, es muy sencillo hacer una aportación periódica automática a tu cartera de fondos de inversión.

Si eres cliente de ING, es tan fácil como entrar en el área “Mis Productos” y seleccionar el fondo al que quieras hacer la aportación periódica. Desde ahí sólo tienes que acceder a “Operar” y pulsar en “Hacer una suscripción”. En la siguiente pantalla podrás seleccionar la cuenta de origen, establecer la cantidad a invertir cada mes y, una vez marcado el apartado de periódica, confirmar la orden: ya estarás empezando a invertir todos los meses sin esfuerzo.

Traspaso periódico fondo de inversión

En realidad, es posible realizar aportaciones periódicas a cualquier activo, pero hay tres con los que es especialmente útil: fondos de inversión, planes de pensiones y fondos indexados o carteras de fondos indexados que aprovechan la gestión pasiva.

La razón es que todos son productos ya diversificados y pensados para la inversión a largo plazo, en la que este tipo de estrategia funciona mejor.

En Naranja I ¿Gestión activa o gestión pasiva? Las ventajas e inconvenientes de cada opción


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (35 votos, media: 4,29 sobre 5)
Cargando…