calcular la rentabilidad de un fondo de inversion
Tiempo de lectura: 4 minutos

Conocer la rentabilidad de un fondo es algo sencillo: basta con consultar la ficha del producto. Pero, ¿de dónde salen esos datos? ¿Cómo se puede calcular la rentabilidad de un fondo? ¿Y la rentabilidad real? ¿Y comparada con el índice de referencia?

Veamos las respuestas a todas esas preguntas

Cómo calcular la rentabilidad de un fondo

El beneficio de la inversión en un fondo se calcula por la diferencia entre el precio de suscripción o compra y el precio de venta o reembolso. Así de simple.

Otra cuestión diferente es la rentabilidad del propio fondo. La respuesta a esta pregunta está relacionada con el funcionamiento de los fondos.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Minimiza el riesgo a largo plazo. Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.

Los fondos de inversión se dedican a invertir el dinero de sus partícipes o inversores y dependiendo de la marcha de esas inversiones éstos ganarán o perderán dinero. Cada inversor compra un número concreto de participaciones y es su evolución la que marcará la rentabilidad del fondo.

El cálculo de esas participaciones se realiza a diario dividiendo el dinero que hay invertido en el fondo (su patrimonio) entre el número total de participaciones. Esto es lo que se conoce como el valor liquidativo.

Es decir, cuando quieres saber cómo marcha un fondo lo que haces es ver su valor liquidativo. De hecho, este es el dato que se puede ver en medios de comunicación y en la propia página web de la mayoría de fondos, donde también habrá otra información relevante.

Para calcular la rentabilidad de un fondo en términos porcentuales puedes tomar ese dato y hacer el siguiente cálculo:

formula rentabilidad fondo de inversion

Así podrás ver cuánto sube o baja un fondo. Para terminar de entenderlo, nada como un ejemplo del cálculo de la rentabilidad.

Un ejemplo práctico
Imagina que inviertes 10.000 € en un fondo de inversión para suscribir 100 participaciones con un valor liquidativo de 100 € cada una. Al cabo de un año decides recuperarlo y, en ese momento, el valor liquidativo del fondo asciende a 108 €. ¿Cuál será el beneficio del fondo de inversión? El resultado de la siguiente operación: (((108*100) -10000)/10000)* 100. Es decir, un 8 %.

Recuerda que esa será la rentabilidad bruta. Si quieres saber la rentabilidad real no debes olvidarte de los impuestos ni de las comisiones. Aquí puedes ver cómo se calcula la rentabilidad de una inversión después de impuestos. En cuanto a las comisiones, estas ya se incluyen al calcular el valor liquidativo del fondo. Es decir, la gestora se encarga de restar ese dinero para que no tengas que hacer tú los cálculos de manera diaria.

Cómo comparar la rentabilidad con el índice de referencia

Saber el rendimiento de un fondo está bien y, de hecho, es lo adecuado, pero no es suficiente. ¿Está bien un 2 % de rentabilidad o no? ¿Cuánto debería haber logrado mi fondo en función de las condiciones del mercado actual? La clave está en el riesgo que asuma el fondo y en su comportamiento frente a su benchkmark, es decir, al índice o elemento de referencia del fondo con el que comparar su rentabilidad.

Este benchmark puede ser un índice como el S&P 500, el Ibex 35, el Eurostoxx 50 o un benchmark mixto compuesto por más de un índice, algo habitual en fondos mixtos, en cuyas carteras se combinan renta fija y renta variable.

El Tracking error

Los mejores fondos de inversión son capaces de superar de forma consistente a su índice o, por lo menos, igualarlo. Esta desviación del fondo frente a su benchmark también tienen nombre, es el tracking error.

Cuando este dato es muy bajo quiere decir que el fondo se comporta de forma similar al índice de referencia y cuando es muy alto, que existe una gran diferencia entre lo que hace el índice de referencia y lo que hace el fondo en términos de rentabilidad. El primer caso suele darse en fondos de inversión con una gestión pasiva y el segundo es típico de los que se gestionan de forma activa.

La Beta

Sin embargo, el tracking error no te dirá si el fondo lo hace mejor o peor que su índice referencia, sólo si su comportamiento es parecido o no a éste. Para evaluar este tipo de información hay otros indicadores más útiles, como la beta del fondo. 

Este indicador mide la variabilidad de la rentabilidad de dicho fondo en comparación con la variabilidad de la rentabilidad del índice de referencia.

Dicho de otra forma, te dice cuán sensible es un fondo respecto a los movimientos del mercado y cuánto sube o baja cuando lo hace su índice de referencia. Cuanta más baja sea la beta (1 quiere decir que se comporta exactamente igual), mayor será su correlación con su benchmark. Es decir, menos volátil será el fondo frente al índice de referencia.

Un ejemplo práctico

Un fondo de inversión que suba un 10 % y cuyo índice de referencia esté subiendo también un 10 %, su beta será de 1. Si el fondo sube un 15 %, su beta será mayor que 1. Y si el fondo sube un 8 %, su beta será menor que 1.

En cualquier caso, la beta es un indicador más para evaluar un fondo. Lo que realmente determinará si un gestor lo hace bien de verdad es su capacidad para superar a su benchmark de forma consistente en el largo plazo. Y no muchos son capaces de hacerlo.

¿Dónde puedo encontrar la información para calcular la rentabilidad de un fondo?

Para comparar el fondo con su benchmark sólo debes dirigirte a la ficha del fondo y ver esa comparativa, aunque muchas páginas web, como Morningstar, ya incluyen esa información en sus fichas de fondos.

Si quieres hacerlo de forma manual sólo tienes que aplicar la fórmula anterior para calcular la rentabilidad de un fondo y hacerlo también para el benchmark. En este caso, solo tienes que sustituir el valor liquidativo por la posición del índice.

Esta comparativa es la que te permitirá ver si la rentabilidad del fondo se ajusta realmente a la de los mejores fondos o puedes encontrar opciones mejores. Y si has invertido en un fondo activo teniendo en cuenta sólo su benchmark, quizás te interese acercarte al mundo de los fondos indexados.

En Naranja I ¿En qué consiste el Asset Allocation y cómo podemos aplicarlo a nuestra estrategia de fondos?

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 2,43 sobre 5)
Cargando…