Cómo elegir un fondo de inversión
Tiempo de lectura: 4 minutos

Para acertar al elegir un fondo de inversión importa, y mucho, el tipo de persona que seas. No todos somos iguales. Cada uno tenemos más o menos tolerancia a los vaivenes del mercado. Hay quien prefiere ganar un poco menos si, para ello, arriesga lo justo. También hay quien prefiere obtener una alta rentabilidad, aunque en ocasiones puntuales pueda sufrir las caídas de la Bolsa. En definitiva, cada inversor es un mundo y cada fondo de inversión también lo es.

¿Cómo podemos saber qué fondo de inversión es el que más nos conviene? Hay una serie de preguntas que pueden definir cuáles son los fondos que más se ajustan a nosotros.

Las preguntas clave para elegir tu fondo de inversión correctamente

  1. ¿Qué conocimientos tengo de finanzas y de fondos de inversión? ¿Sé lo que es un fondo de inversión y cómo funciona? No hay que preocuparse sea cual sea la respuesta, de todo se aprende, pero es importante establecer los conocimientos básicos para no tomar decisiones en base a información errónea.
  2. ¿Qué tipo de productos financieros he tenido hasta la fecha? ¿He estado más vinculado a los depósitos a plazo fijo o ya he tenido algún fondo de inversión con anterioridad?
  3. ¿Qué horizonte temporal tengo para invertir? No es lo mismo invertir durante el próximo año que hacerlo durante los próximos cinco. Un plazo largo es más apropiado para invertir en activos como la renta variable y mitigar así los vaivenes del mercado.
  4. ¿Con qué frecuencia suelo mirar la rentabilidad de mis productos? Hay personas que necesitan saber en todo momento si está siendo rentable, mientras otros que entienden su inversión como algo que dará sus frutos en el largo plazo. La pregunta que debemos hacernos es hasta qué punto nuestro fondo nos puede quitar el sueño.
  5. ¿Estoy dispuesto a asumir pérdidas en momentos puntuales? Es la pregunta clave. ¿Estás dispuesto a aceptar posibles pérdidas en algún momento? ¿No quieres ni oír hablar del tema? Conocerte primero es imprescindible antes de elegir el producto que más te conviene.

Inversión NARANJA+

El método de inversión todo en uno

Con Inversión NARANJA+ inviertes en los principales mercados del mundo a través de los Fondos Cartera NARANJA.

Minimiza el riesgo a largo plazo. Sin inversión mínima. Con menos gastos y comisiones. Con tu dinero siempre disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo Cartera NARANJA en la web.


Plazo fijo o fondos de inversión

Los depósitos a plazo fijo son uno de los productos bancarios más conocidos y con mayor aceptación por el público general para guardar sus ahorros y obtener por ellos una cierta rentabilidad.

El término «a plazo fijo» no suele utilizarse en la práctica, sino que tanto los bancos como los clientes utilizan el plazo durante el cual el dinero va a estar inmovilizado. Por ejemplo, «depósito a dos años» o «depósito a tres meses».

En la actualidad, debido al contexto de bajos tipos de interés en el que nos encontramos, los depósitos a plazo fijo han perdido parte de su atractivo frente a otros productos que proporcionan un mayor interés a cambio de asumir un mayor riesgo, como los fondos de inversión.

Si estás dispuesto a asumir ese mayor riesgo, es probable que te interese invertir tu dinero en un fondo de inversión. Además, existes diferentes tipos de fondo de inversión de renta fija y renta variable con diferentes niveles de riesgo, para poder elegir el que mejor se ajuste a tu perfil de inversor.

Tipos de fondo de inversión

  • Fondos de renta fija: invierten en bonos de deuda gubernamental o de empresas. No todos los bonos son iguales y su riesgo es diferente, así como su rentabilidad. Hay fondos indexados de renta fija a corto y largo plazo, de renta fija europea, americana, global…
  • Fondos de renta variable: invierten en acciones. Aquí las posibilidades son casi infinitas: hay fondos de renta variable española, europea o estadounidense. También en sectores temáticos como el tecnológico o el sanitario.
  • Fondos mixtos: combinan la inversión en bonos de deuda (renta fija) y acciones (renta variable). Su riesgo y rentabilidad varía en función de la proporción de renta fija y renta variable en su cartera.
  • Fondos garantizados: son productos que garantizan que recuperarás el dinero invertido en ellos. Los hay de diferentes tipos según garanticen un rendimiento fijo, un rendimiento variable o solo ofrezcan una garantía parcial de la inversión.
  • Fondos indexados: son fondos de gestión pasiva que imitan el comportamiento de un índice o mercado determinado. Sus principales ventajas son su mayor diversificación y menores comisiones, y suelen ser especialmente adecuados para inversiones a largo plazo.

Antes de elegir un fondo de inversión es importante tener claro que cada fondo tiene unos riesgos asociados específicos y un nivel de riesgo que puede ser consultado en el documento de Datos Fundamentales del Inversor, si bien los riesgo asociados a estos productos pueden ser geográficos o sectoriales, de mercado, crédito, liquidez, tipos de interés, divisas o de inversión en derivados.

Los fondos que invierten en renta variable suelen lograr mayores ganancias, pero también pueden asumir con más facilidad momentos puntuales de pérdidas. Los fondos de renta fija están menos expuestos, a priori, a estos vaivenes, pero generalmente sus ganancias (y pérdidas) son más moderadas.

En Naranja | ¿Qué tipos de fondos de inversión hay y en qué tengo que fijarme antes de contratarlos?


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…