Cómo generar ingresos pasivos
Tiempo de lectura: 5 minutos

«Vivir de rentas» es una quimera para muchas personas. Algo que puede incluso sonar propio de tiempos pasados. Pero en muchos casos se debe a que no conocen qué son los ingresos pasivos ni cómo generarlos.

Los ingresos pasivos son un atajo hacia la libertad financiera, a vivir sin tener que trabajar o, al menos, a no tener que hacerlo 40 horas a la semana.

Qué son los ingresos pasivos

Hay muchas formas de conseguir ingresos, pero prácticamente todas se pueden reducir a dos: las que dependen de tu trabajo y requieren tu atención constante y las que no.

Las primeras son las que todo el mundo conoce y de donde la mayoría obtiene sus ingresos: su trabajo. O lo que es lo mismo, una tarea que requiere de tu atención ocho horas al día de lunes a viernes, en el mejor de los casos.

Los ingresos pasivos se sitúan en el punto contrario. Son ingresos que puedes obtener sin tener que trabajar o sin tu dedicación constante. En otras palabras, si tú no hicieses nada o prácticamente nada, ese dinero o una cantidad muy similar seguiría llegando a tu cuenta. Una buena medida de la atención que precisa un ingreso pasivo nos la da “La semana laboral de 4 horas”, un clásico de Tim Ferris y el punto de partida para buena parte de las personas que buscan generar ingresos pasivos. En otras palabras, si necesitas dedicarle más de cuatro horas a la semana, puede que no sea un ingreso pasivo.

Los ingresos pasivos son importantes para alcanzar la libertad financiera o tener una jubilación dorada porque:

Límite ahorro No tienen límites

A diferencia del ahorro, donde nunca vas a poder ahorrar más de un porcentaje de tu salario, no hay límite al dinero que puedes ganar con un ingreso pasivo.

Dinero fondo emergencia Son tu plan de emergencia

Si te quedas sin trabajo o si eres autónomo y pierdes a varios clientes, los ingresos pasivos harán que siga llegando dinero a casa.

La mejor forma de entender qué es un ingreso pasivo es con un ejemplo clásico: una vivienda en alquiler. Si tienes una casa y la alquilas, todos los meses ingresarás un dinero sin tener que hacer prácticamente nada.

La vivienda es el clásico ejemplo de ingreso pasivo, pero no es el único. Hay muchas formas de crear un ingreso pasivo y no todas necesitan tanto dinero de partida como comprar una casa para alquilar.

Cómo generar ingresos pasivos

Entre las formas más populares de generar ingresos pasivos están:

Crear una empresa Crear una empresa
Negocio online Poner en marcha un negocio online
Crea un canal de Youtube Crear tu propio blog o canal de Youtube y aprender a obtener ingresos por él
Escribir un libro Escribir un libro, diseñar un logotipo u otra creación por la que cobrar derechos de autor o un royalty
Curso formación Crear un curso u otro tipo de formación

Todos estos ejemplos de ingresos tienen algo en común: requieren una alta inversión inicial de tiempo y/o dinero, además de formación en muchos casos. En otras palabras, no son para todo el mundo ni todo el mundo está dispuesto a asumir los sacrificios que implican.

Por fortuna, hay una forma más sencilla de conseguir ingresos pasivos: la inversión. El mundo de los mercados financieros ofrece muchas alternativas para ganar dinero sin trabajar, aunque siempre sin perder de vista que toda inversión supone un riesgo.

Ventajas de invertir en activos financieros

La gran ventaja de la inversión como ingreso pasivo es que no es necesaria una enorme cantidad de dinero inicial, ni tampoco requiere una ingente cantidad de tiempo. De hecho, dependiendo el sistema de inversión que elijas, el tiempo que le tengas que dedicar será mínimo.

Hoy en día existen carteras de fondos de inversión delegadas en las que los expertos deciden por ti. Y tampoco hace falta ser un gurú para aprovechar las ventajas de la inversión pasiva.

A partir de ahí, el interés compuesto puede obrar maravillas para un inversor a largo plazo, multiplicando exponencialmente las ganancias.

Dónde invertir dinero para tener ganancias

Esta es sin duda la pregunta del millón. ¿Dónde invierto mi dinero para conseguir una alta rentabilidad? Lo cierto es que a la hora de invertir no hay una única vía para tener éxito, sino más bien un estilo de inversión y un tipo de activo que se ajustará mejor a tus necesidades.

Así, por ejemplo, hay quienes prefieren invertir en acciones y a quienes les gustan más los fondos de inversión.

Por eso mismo, el primer paso para averiguar qué tipo de ingreso pasivo de inversión es adecuado para ti pasa por saber cuáles son tus objetivos, tu horizonte de inversión y, por supuesto, tu perfil de riesgo.

Ideas de fuentes de ingresos pasivos

Ingresos pasivos: fondos indexados

Invertir en fondos indexados

Los fondos indexados son una alternativa de inversión interesante para crear ingresos pasivos. Se trata de la principal herramienta de gestión pasiva, junto con los ETF.

A diferencia de los fondos de inversión tradicionales, que ponen en práctica estrategias activas para obtener el máximo beneficio, los fondos indexados se basan en la premisa avalada por diferentes estudios de que la mayoría de gestores son incapaces de superar a sus índices de referencia, es decir, de hacerlo mejor que el mercado. Por eso, en lugar de elegir en qué empresas invertir, invierten en todo el índice.

A modo de ejemplo, en lugar de comprar acciones de tres o cuatro empresas del Ibex, un fondo indexado «comprará» todo el Ibex 35. Y como no necesita dedicar tiempo y recursos para elegir en qué acciones invertir, sus comisiones serán mucho menores, con el beneficio que esto supone a largo plazo.

Llegado el momento, podrás usar el dinero acumulado en tu fondo indexado o una parte de él para generar un ingreso pasivo. Para calcular cuánto dinero puedes sacar cada año sin que disminuya la cantidad inicial invertida, puedes usar la regla del 4 %.

Ingresos pasivos: acciones

Acciones con dividendos para obtener ingresos pasivos

Otra buena forma de lograr ingresos recurrentes sin tener que dedicar mucho tiempo es apostar por una estrategia de dividendos. Es decir, buscar las acciones que más dividendos reparten entre sus accionistas. Así, cada vez que lo hagan, recibirás un ingreso en tu cuenta.

Este tipo de empresas son lo que en la jerga bursátil se conocen como aristócratas o reyes del dividendo.

Ingresos pasivos: fondos de reparto

Fondos de reparto

Una alternativa dentro del mundo de los fondos de inversión serían los fondos de reparto, que también entregan a sus partícipes los dividendos de las empresas en las que invierte el fondo.

Estas vías de inversión te pondrán en el buen camino para conseguir tus primeros ingresos pasivos con los que, poco a poco, irás teniendo más libertad financiera sin tener que hacer nada más. Ese dinero trabajará para ti y no al revés.

Fondos Cartera NARANJA

Te lo ponemos fácil

Con los Fondos Cartera NARANJA accedes a los principales mercados del mundo con un solo producto.

Invierte la cantidad que quieras. Con menos gastos y comisiones.

Encuentra el que mejor se adapte a tu perfil inversor.

En Naranja I Cazadores de mitos financieros: ¿Crees que invertir te quita mucho tiempo? Compra el mundo y olvídate

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando...