Tiempo de lectura: 4 minutos

En el mundo de la inversión, existen dos tipos de filosofías diferentes y enfrentadas entre sí: los defensores de la gestión activa, quienes consideran que es necesario analizar cuáles son las mejores empresas y otros activos para buscar el mejor momento para invertir, y los seguidores de la gestión pasiva, quienes prefieren replicar el comportamiento del mercado ya que en la mayoría de los casos ofrece mayor rentabilidad a largo plazo.

A lo largo de los últimos años, ambas posturas han encontrado sus defensores y sus detractores. Hasta hace poco tiempo, la gestión activa era prácticamente la única opción en la industria de fondos. Sin embargo, en los últimos años, los inversores particulares se han visto seducidos por las ventajas que les proporciona la gestión pasiva, hasta el punto de que en países como Estados Unidos ya suponen más del 50 % de la totalidad de fondos comercializados por las entidades.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre ambas filosofías y cuál es la que más te conviene a ti como inversor?

Qué es la gestión activa

La gestión activa es un proceso de inversión a través del cual el analista o gestor selecciona aquellos activos que cree que mejor se van a comportar en el futuro, utilizando para ello herramientas como el análisis técnico o el análisis fundamental.

Su objetivo principal es intentar batir la rentabilidad del mercado. Para ello, el gestor debe estar continuamente analizando el mercado para buscar oportunidades de inversión y seleccionar los valores que bajo su criterio cree que mejor se van a comportar en el futuro, además de hacer un seguimiento continuo de los valores que componen la cartera.

Por eso mismo se llama gestión activa, porque la participación de los expertos en este tipo de fondos es mucho más activa y clave para determinar la rentabilidad del fondo.

Qué es la gestión pasiva

El objetivo de un fondo de gestión pasiva, en cambio, es simplemente replicar la evolución de un índice bursátil, basándose en la hipótesis de los mercados eficientes. Bajo esta teoría, el precio de un activo contiene toda la información disponible y, por tanto, está perfectamente valorado en todo momento, de modo que no existen títulos sobrevalorados o infravalorados.

Para llevar a cabo una estrategia de gestión pasiva, el gestor se limita a seleccionar todos los activos que componen un determinado índice con los pesos relativos que corresponda. Por ejemplo, un fondo de gestión pasiva que replique el comportamiento del IBEX 35 tendrá en su cartera acciones del Santander, de Telefónica, del BBVA y del resto de empresas que componen el IBEX respetando los pesos relativos de cada una de ellas dentro del índice.

El papel del gestor, por tanto, se limita a replicar uno o varios índices bursátiles, una tarea mucho más sencilla que la que realizan los gestores que tienen que analizar y seleccionar los títulos que formarán parte de la cartera del fondo. Por este motivo, los fondos indexados pueden ofrecer comisiones mucho más bajas que los fondos de gestión activa.

Para llevar a cabo una estrategia de gestión pasiva, existen instrumentos específicos que replican el comportamiento de ciertos índices, como los ETFs y los fondos indexados.

Diferencias entre la gestión activa y la gestión pasiva

Las diferencias entre la gestión activa y la gestión pasiva se resumen en el siguiente cuadro:

Gestión Activa Gestión pasiva
Su objetivo es superar al mercado Su objetivo es replicar el comportamiento del mercado
Los fondos invierten directamente en determinados activos, bonos y acciones Se invierte, fundamentalmente, en fondos indexados y ETF.
Busca rentabilidades a corto y largo plazo Centrado en la inversión a largo plazo
Requiere entender y estar muy atento a los movimientos del mercado No requiere grandes conocimientos financieros
En un fondo, el papel del gestor es activo y clave En un fondo indexado, el papel del gestor del fondo es limitado
Comisiones elevadas por el papel del gestor Bajas comisiones por la reducida intervención del gestor

Cómo elegir

En la industria de los fondos de inversión, el debate entre gestión pasiva y gestión activa no es nuevo. Los partidarios de la primera aseguran que es una estrategia de inversión mucho más eficiente y barata; por contra, los defensores de la gestión activa creen que se pueden obtener rendimientos más altos que el mercado con una buena gestión.

En cualquier caso, la gestión pasiva está ganando cada vez más adeptos por sus bajas comisiones y por la dificultad de elegir un fondo de inversión que consiga batir al mercado de manera sostenida en el tiempo.

Además, los fondos indexados son muy sencillos de comprender y transparentes para el pequeño inversor. Una cartera indexada va a estar compuesta por la misma composición del índice, y su evolución estará ligada a la evolución del mercado. Es decir, si el IBEX sube, nuestro fondo también subirá, y al revés.

Porcentaje de fondos que no supera al IBEX en España
El porcentaje de fondos de inversión que no consigue superar al IBEX en España en un periodo de 15 años es del 93 %.
93 %

El mismísimo Warren Buffett, uno de los mejores inversores de la historia en términos de rentabilidades obtenidas precisamente por haber llevado a cabo una estrategia de gestión activa, recomendaba en cambio la gestión pasiva para su mujer, (y por supuesto, para cualquier otro pequeño inversor), precisamente por ser una estrategia mucho más sencilla de llevar a cabo. Además, llegó a alabar la figura del propio John Bogle, el padre del primer fondo indexado del mundo:

Si alguna vez se levantara una estatua para honrar a la persona que ha hecho más por los inversores americanos, sin duda la elección debería ser John Bogle. Warren Buffett

En cualquier caso, el inversor debe analizar, de acuerdo a su perfil, sus necesidades de inversión y su horizonte temporal, los pros y contras de cada modelo y ponderar qué tipo de gestión, activa o pasiva, se ajusta más a sus preferencias. Antes de invertir, siempre es importante contar también con expertos que nos guíen en este proceso.

En Naranja | ¿Invertir en uno o varios fondos al mismo tiempo? Así puedes diversificar tu cartera también en fondos de inversión

Imagen | bruce mars on Unsplash


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…