Invertir durante una crisis
Tiempo de lectura: 3 minutos

Desaceleración, corrección de la economía, crisis, recesión… Poco importa la palabra concreta para definirlo. Suenan en el horizonte tambores de cambio para la economía española y mundial. Y como cada vez que hay un cambio de escenario, quien más y quién menos se pregunta cómo invertir durante una crisis.

La respuesta más habitual de los inversores en tiempos de recesión es vender y abandonar el mercado. Parece lógico deshacer posiciones si el mercado está cayendo o va caer. Así evitas acumular pérdidas. ¿Realmente es así? Sí, pero esta forma de actuar tiene dos problemas para el inversor a largo plazo:

  1. Es posible que vendas en el peor momento, cuando más cae el mercado.
  2. Es posible que después tardes en volver a invertir y te pierdas buena parte de la recuperación.

Los datos son claros en este sentido. Según un análisis de JP Morgan, ningún inversor hubiese perdido dinero en bolsa americana en ningún periodo de 20 años, ni siquiera invirtiendo en el punto más alto previo a cualquier crisis.

La rentabilidad media anual de la inversión en renta variable hubiese sido del 6,5 % anual en los últimos 130 años, lo que supone prácticamente duplicar la inversión cada 11 años. El problema es que esos beneficios caen estrepitosamente si te pierdes los mejores días del mercado.

Diferentes estudios de Fidelity estiman que una inversión de 10.000 € en el S&P 500 desde 1980 habría arrojado una ganancia de 659.515 € a 31 de diciembre de 2018. Réstale los 5 mejores días del mercado y el beneficio se quedaría en 426.993 €; un 35 % menos. Sin los 50 días de mayores subidas sería de solo 57.382 €; un 91% menos.

Esta tendencia se repite en periodos más cortos. Según datos de Putman Investment para esa misma cantidad invertida entre 2004 y 2019, la ganancia habría sido de 36.418 € con una rentabilidad anualizada del 9%. Perderse los 10 mejores días supondría haber ganado 18.060 € menos y la rentabilidad caería al 4,13 %.

Con estos datos en la mano ¿cómo habría que actuar en periodos de crisis? ¿Qué hacer cuando la bolsa cae?

Cómo actuar en periodos de crisis

Los análisis de JP Morgan, Fidelity y Putman son bastante claros. Salvo que seas capaz de anticipar las caídas del mercado y sacar partido del market timing, permanecer en el mercado arroja mejores resultados, incluso teniendo que soportar las caídas.

¿Hay algo más que pueda hacerse? Sí, contar con un plan de inversión de antemano al que recurrir en caso de duda o que funcione de forma automática independientemente de lo que pase en el mercado. Una forma de hacerlo es invertir siempre mediante aportaciones periódicas.

El gran reto para la mayoría de inversores es saber afrontar las caídas. Cuando la bolsa sube es fácil mantener la inversión. La cosa cambia cuando hay que enfrentarse a las caídas, y ahí es donde un plan automático puede ayudarte. Bajo esta premisa, el inversor a largo plazo invertiría todos los meses la misma cantidad, pase lo que pase en el mercado. Esto es lo que en bolsa se conoce como promediar.

Cómo aprovechar para invertir durante una crisis

Con esta estrategia, durante los periodos en los que la bolsa baja puedes comprar a mejor precio y aprovechar las subidas posteriores. De hecho, puedes ver estas bajadas como una oportunidad para invertir más.

Para ello existen diferentes técnicas. Fernando Luque, editor de Morningstar, recomienda la regla del 10-10, que consiste en reservar un 10 % de la cartera sin invertir para aprovechar eventuales caídas del 10 % en los mercados.

Algo similar proponen David Nuñez Longueira y Santiago Casal Pereira, autores del libro “La Guerra Financiera Asimétrica”. Su fórmula es sencilla, y consiste en duplicar la inversión tras un año de caídas. A modo de ejemplo, si inviertes 1200 € al año, después de un año de caídas el siguiente ejercicio invertirás 2400 €.

Esta estrategia puede adaptarse a otros periodos temporales: mes a mes, cada trimestre o cada semestre, por ejemplo.

Más allá del aumento de la rentabilidad, estas fórmulas de invertir en momentos de recesión tienen una virtud adicional, pues te obligan a realizar un mayor esfuerzo ahorrador, lo que al final implica también más capital acumulado.

En el lado negativo, también implican ser más previsor y gestionar mejor las finanzas, pues necesitas tener la capacidad de ahorrar el dinero adicional que después invertirás cuando caiga la bolsa.

Fondos Cartera NARANJA

Te lo ponemos fácil

Con los Fondos Cartera NARANJA accedes a los principales mercados del mundo con un solo producto.

Invierte la cantidad que quieras. Con menos gastos y comisiones.

Encuentra el que mejor se adapte a tu perfil inversor.

En Naranja I 13 sesgos cognitivos que afectan a tu toma de decisiones

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (20 votos, media: 3,65 sobre 5)
Cargando...