Tiempo de lectura: 3 minutos

La fortaleza del euro frente al dólar promete ser una de las tendencias de inversión en 2018 según el Informe Estrategia 2018 de Renta 4. La evolución de las divisas es clave para la economía y también para tu bolsillo e inversiones. Sin embargo, la mayoría de inversores pasa por alto el efecto de suscribir un fondo que invierte en activos no denominados en euros, como por ejemplo acciones inglesas, o de invertir en un fondo que directamente está denominado en una divisa diferente.

Con cualquier fondo de inversión asumes los riesgos propios de los activos en los que invierte el fondo. Cuando lo compras en una divisa distinta del euro sumas además la volatilidad y riesgo del cambio de divisa. De forma resumida, si el fondo sube pero el euro también lo hace, tus ganancias serán menores. Es más, puede que incluso pierdas dinero sólo por el cambio de moneda. Así, la rentabilidad real no será la que marque el fondo, ya que deberás tener en cuenta el tipo de cambio.

¿Tienes miedo al compromiso?

La HIPOTECA NARANJA del Banco no Banco tiene todo para que se te quite: sin comisiones

Desde euríbor + 1,11 %
1,99 % TIN primer año
(1,57 % TAE Variable)¹.

¹Consulta las condiciones en ing.es

Cómo funciona el efecto divisa en un fondo

La divisa en la que está denominada el fondo de inversión influye en el resultado final de la operación. Para entender este efecto y sus consecuencias, nada como un ejemplo con el caso más habitual, un fondo comprado en dólares. Imagina que inviertes 1000 € en una participación de un fondo americano a 20 de diciembre sin cubrir la divisa. El euro cotizaba a 1,188 $, así que en lugar de 1000 € estarías invirtiendo 1188 $.

Supongamos que vendes más adelante sin beneficio. La participación sigue valiendo 1188 $, que es lo que la gestora nos reembolsará. El problema es que el euro ha subido y ahora está a 1,24 $. El resultado es que no recibirás los 1000 € que invertiste, sino 957,057 €. Es decir, aunque el fondo no ha perdido dinero, tú sí lo has hecho.

Pero no acaba aquí la cosa, ya que algunos activos pueden estar denominados en otra divisa diferente a la moneda base del fondo. En este caso, el valor se traslada ese mismo día a la divisa con la que trabaje el fondo. A modo de ejemplo, un fondo sobre el S&P 500 adquirirá las acciones en dólares. Sin embargo, si trabaja en euros, deberá traducir esos valores a la moneda comunitaria para calcular su valor liquidativo.

Pero, ¿podemos aprovechar el riesgo de divisa?

Cómo aprovechar el riesgo divisa al invertir

Todas las inversiones, y más la renta variable, tienen cierto riesgo. Invertir en otra divisa podría sumar un punto más de riesgo a tu inversión que se añade al propio de los activos del fondo. Eso sí, si bien el riesgo de divisa podría acarrear más pérdidas, también se podría aprovechar en nuestro beneficio para obtener una rentabilidad mayor.

En ocasiones, podría haber situaciones en las que comprar un fondo en otra divisa podría ser interesante. Por ejemplo, si las comisiones son mucho menores, el efecto divisa podría quedar compensado en parte. Del mismo modo, si el gestor no trabaja más que una moneda concreta, puede tener suficiente conocimiento como para anticipar sus movimientos o cubrir la inversión con otros instrumentos.

 ¿Mi fondo cubre el riesgo de divisas? Las comisión de gestión puede darte la respuesta

El riesgo de divisa se divide entre los activos en los que invierte el fondo y la moneda en la que esté denominado, es decir, en la que lo compres. Si quieres saber cuánto pagas por este concepto, los costes de gestión te darán la clave sobre lo caro que resulta protegerte ante el efecto divisa. En este sentido, si es el propio fondo quien se encarga de hacer el traspaso deberías repasar qué comisiones carga por cambiar de la divisa en la que está denominada el fondo a euros.

Hay otras fórmulas para cubrir el riesgo divisa como invertir en ETFs de divisas, en derivados o en el mercado de forex directamente, pero todas son poco intuitivas para el inversor minoritario. De hecho, los propios fondos pueden ser una herramienta para protegerse ante el riesgo divisa si, por ejemplo, inviertes en bolsa con acciones americanas, inglesas o japonesas.

En cualquier caso, en el caso de un inversor minoritario de fondos, lo importante es conocer cuáles son los riesgos de comprar un fondo en una divisa diferente del euro y sus posibles consecuencias. Así podremos reducir la incertidumbre y, sobre todo, conocer dónde está invertido nuestro dinero.

En Naranja I Consejos para ahorrar en los cambios de monedas

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 4,50 sobre 5)
Cargando…