¿Tienes 1 euro? Pues ya puedes invertir en un fondo de inversión

Los fondos de inversión van ganando popularidad en nuestro país a medida que pasa el tiempo. En los últimos cuatro años, la tenencia de estos productos se ha duplicado en España, pasando del 6,6% de las carteras de inversión de los españoles en 2012 al 13,1% de 2016, según los datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones).

Esto supone que la cultura financiera de los españoles se va ampliando y a la vez, que los productos de inversión que ofrecen las entidades financieras se van haciendo más accesibles y sencillos. Porque hace no mucho tiempo, los fondos de inversión se veían como algo solamente apto para grandes fortunas o expertos financieros.

 

Fondos de inversión

0% comisión de suscripción o reembolso

Los Fondos NARANJA con los que podrías conseguir un extra de rentabilidad seas del tipo de inversor que seas

Potencial de rentabilidad. Invierte desde 1€ y siempre con tu dinero disponible.

Puedes consultar el nivel de riesgo y los riesgos asociados a cada Fondo NARANJA en la web.

 

Poco a poco, los fondos van calando en la sociedad y se están convirtiendo en una opción a tener en cuenta para aquellos que buscan rentabilidad y no la encuentran en productos que no viven su mejor momento, como los depósitos bancarios. Además, ya no es necesaria una gran cantidad de dinero para invertir en un fondo. Ahora basta con…1 solo euro.

Fondos para todos los bolsillos

Los requisitos para acceder a un fondo de inversión se han relajado con el paso del tiempo, sobre todo, a raíz de la crisis. La menor capacidad de ahorro de las familias, potenció el lanzamiento de fondos aptos para cualquier tipo de patrimonio.

De este modo, en el mercado conviven actualmente fondos a los que se puede acceder a partir de una cantidad con más de tres ceros, con otros con los que solo tendrás que aportar un euro, 10 o 100. Incluso hay fondos que no exigen una inversión mínima. Además, las rentabilidades de estos productos están a la altura de los más sofisticados. Eso sí, hay que prestar atención a las comisiones y gastos asociados a su contratación.

En muchas ocasiones, este precio de entrada tan reducido y ‘seductor’ se debe a sobrecostes escondidos por mantenimiento del fondo, por las inversiones que el gestor realice en nuestro nombre, etc. Por ello, conviene mirar bien todas las opciones para que ‘lo barato no acabe saliendo caro’.

¿Cómo sacar partido a un solo euro?

Habrá quien piense que entrar en un fondo de inversión con una inversión de un solo euro sea poca cosa y no vaya a generar ninguna rentabilidad. Pero la cuestión está en que esa inversión se sostenga y se incremente en el tiempo, es decir, que se vayan realizando aportaciones periódicas que aumenten esa cantidad inicial y puedan generar mayor rendimiento a largo plazo.

Esta costumbre permite a los inversores crear un hábito y aumentar las posibilidades de rentabilidad. Supone menos esfuerzo hacerlo de forma habitual, que incrementar las aportaciones una sola vez al año, ya que se reparte la inversión y se puede ajustar mejor a la economía doméstica diaria. Además, ya sabemos que si vamos dejando las cosas para el último momento, es más complicado maniobrar si surge algún gasto urgente.

Con estas premisas ¿quién dijo que invertir fuera solo cosa de grandes fortunas? Ya sabes, con un euro, el mundo de la inversión también está a tu alcance.

En Naranja I ¿Cuáles son las ventajas fiscales que tienen los fondos de inversión?


Cada Fondo de Inversión tiene unos riesgos asociados específicos y un nivel de riesgo que puede ser consultado en el documento de Datos Fundamentales del Inversor, si bien los riesgo asociados a estos productos pueden ser geográficos o sectoriales, de mercado, crédito, liquidez, tipos de interés, divisas o de inversión en derivados.


Conversación