la pensión cuando trabajas en el extranjero
Tiempo de lectura: 6 minutos

Cerca de 2,5 millones de españoles viven en el extranjero de forma permanente, según los datos del INE. En 2017 esta cifra aumentó un 3,2 % y es sólo el ejemplo de un mundo cada vez más globalizado.

Tanto quienes se marchan para luego volver como los que llegan para quedarse tienen necesidades de ahorro e inversión. Es en ese punto cuando surgen dudas básicas como en qué producto invertir para la jubilación, qué pasa cuando se contrata un plan de pensiones extranjero o cuál será la pensión pública si has trabajado en varios países. En otras palabras qué pasa cuando has trabajado y ahorrado en en extranjero.

Para responder a la cuestión lo primero es diferenciar entre las inversiones personales para la jubilación y la pensión pública, entre el plan de pensiones privado y la pensión del Estado. Empezaremos por lo privado para luego pasar a lo público.

Cómo traspasar un plan de pensiones extranjero

Los planes de pensiones son el principal vehículo de ahorro para la jubilación y están presentes en todos los países. De hecho, en algunos es habitual que sea la propia empresa quien lo promueva. ¿Qué ocurre con el plan de pensiones extranjero? ¿Es posible traspasar un plan de pensiones extranjero a uno español? ¿Y al revés?

Por muy organizado que esté en mundo financiero, en lo que se refiere a planes de pensiones queda mucho por hacer. Si tienes un plan extranjero va a ser muy difícil traértelo a España y traspasarlo a uno español sin antes rescatarlo.

En la Unión Europea no existe un sistema armonizado para planes de pensiones. Esto quiere decir que como norma no se puede traspasar un plan de pensiones de un país a otro. Esto afecta al traspaso de planes a España si has trabajado en Alemania u Holanda, por ejemplo, y viceversa cuando te marchas a trabajar al extranjero.

La excepción en este sentido la marca Reino Unido, que sí plantea la opción de trasladar el plan a otro Estado, aunque sólo cuando el plan de destino cumpla una serie de condiciones. Estos requisitos son los que marca el Recognised Overseas Pension Scheme o ROPS y que ahora mismo no cumple ningún plan de pensiones en España.

Desde la UE están trabajando ya en un sistema que permita este tránsito de capitales. En otras palabras, que puedas mover tu inversión para la jubilación en planes con más facilidad. La propuesta que hay sobre la mesa es la creación de un Pan-European Personal Pension Product (PEPP) específico o una serie de planes de pensiones que sí se puedan llevar de un país a otro.

Y si no puedes traer el plan ¿Qué pasa con ese dinero? Básicamente que seguirá invertido en ese plan de pensiones hasta que puedas rescatarlo, como te explicamos en el siguiente punto. Por fortuna, si decides seguir realizando aportaciones podrás desgravar como con un plan español siempre que el plan esté regulado por la Directiva 2003/41/CE del Parlamento y del Consejo.

Los Planes NARANJA tienen menos comisiones para que tú ganes más

Tarde o temprano dejarás de trabajar, y empezarás a disfrutar. Empieza a convertir el dinero suelto de cada mes en un sueldo extra cuando te jubiles.

Cómo rescatar un plan de pensión extranjero

Como lo normal es que no puedas traspasar tu plan extranjero a España, la solución puede ser rescatarlo. ¿Cuándo se puede rescatar un plan de pensiones de otro país? Básicamente cuando la normativa del país y del plan lo permitan. En este punto tampoco existe una solución unificada.

A modo de ejemplo, los planes 401K estadounidenses sí que permiten rescatar el dinero antes de jubilarse, pero pagando bastantes impuestos. Sin embargo, esta opción no se aplica a los planes españoles.

En cuanto a los trámites, también dependerán de cada país y de cada entidad. Lo que no cambia es la fiscalidad. El plan de pensiones tributará en el IRPF en España como lo haría un plan de pensiones nacional, con las mismas ventajas, desventajas y particularidades. Esto quiere decir que también habrá que escoger entre rescatar el plan de pensiones en forma de renta o de capital, y pagarás impuestos en el país en el que residas, que es donde debes tributar.

Si he trabajado fuera de España, cómo queda mi pensión de jubilación

Una cosa es la pensión privada y otra bien diferente la pensión pública. Cuando se trata del dinero del Estado, la organización suele ser mayor y también los mecanismos de colaboración entre estados. Aquí conviene diferenciar tres casos: pensión pública cotizada en otros países de la UE, en países con los que España tiene convenio y con países con los que no existe convenio.

Lo que no cambia en cualquier caso es la obligación de pagar impuestos por la pensión pública extranjera al hacer la declaración de la renta. Con esto claro, vamos a ver qué ocurre con esas cotizaciones del extranjero al calcular la pensión pública.

La pensión pública extranjera en la UE

El reglamento de la UE coordina los diferentes sistemas de Seguridad Social y el pago de la pensión pública dentro del territorio comunitario y los países del Espacio Económico Europeo, que añade a Islandia, Noruega, Lienchestein y Suiza.

Es decir, si has trabajado en algún país de la UE y vuelves a España o emigras para jubilarte, tendrás derecho a recibir una pensión pública que sea equivalente a la suma de todos los periodos cotizados en los distintos Estados. No se tira a la basura ninguna de tus cotizaciones y todas cuentan en mayor o menor medida.

Para calcular la pensión, cada país tendrá en cuenta todo el tiempo que has trabajado dentro de la UE (tanto ese estado como en otros estados miembros) y calculará la pensión que te correspondería si hubieses pagado todas tus cotizaciones a la Seguridad Social. Después ajustará el importe al tiempo que efectivamente has estado cubierto en el país. Si además cumples los requisitos para cobrar la pensión nacional sin tener en cuenta los periodos cotizados fuera, también la calculará y al final cobrarás de ese país la mayor de las dos.

Un ejemplo con Alemania
Para que lo entiendas mejor, nada como un ejemplo. Imagina que has trabajado 4 años en Alemania y 35 en España. Podrías cobrar la pensión española, pero no estarías cualificado para cobrar la alemana porque te faltaría un año cotizado para tener derecho. Sin embargo, el Reglamento de la UE hace que Alemania deba tener en cuenta el periodo cotizado en España. Sumando esos años sí que llegarás al mínimo para tener derecho a pensión y Alemania te pagará lo correspondiente a esos 4 años de trabajo. En otras palabras, podrás cobrar dos pensiones públicas de dos países diferentes

La pensión extranjera cuando hay un convenio bilaterales

El marco de la UE facilita cualquier trámite con la pensión como lo hace con cualquier desplazamiento. ¿Qué ocurre cuando has trabajado fuera de sus fronteras? La cosa cambia dependiendo de si el país en el que has estado tiene o no convenio bilateral con España.

Actualmente España cuenta con 23 convenios bilaterales con los siguientes países: Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Japón, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

Aunque cada convenio es diferente existe una filosofía y normativa general que se aplica a todos. Así, se respeta el principio de igualdad de trato, de manera que se se equipara al trabajador extranjero al nacional en términos de obligaciones y beneficios. Estos convenios también aplican el principio de totalización de las cotizaciones, que es el mismo que se usa en la UE para sumar los periodos cotizados.

A estos se añade el principio de exportación, con el que puedes seguir cobrando la pensión en el país de destino si cambias de residencia y el de no devolución de las cotizaciones.

Pensión pública extranjera cuando no hay convenio

Estos casos son los más particulares y donde más trabas pueden existir. Si no hay convenio, cada país hará sus cálculos por separado y aplicará su propia normativa.

En el caso de la pensión pública española no se tendrán en cuenta los años cotizados en esos países ni las bases cotizadas para calcular tu pensión pública.

En un mundo cada vez más globalizado, los países trabajan para fomentar la movilidad de los trabajadores. Esto tiene su reflejo en las pensiones públicas y se supone que dentro de poco también lo tendrá en las privadas. A fin de cuentas, lo importante es sumar y no donde hayas sumado.


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (31 votos, media: 3,94 sobre 5)
Cargando…