Tiempo de lectura: 5 minutos

La lectura es, sin duda, uno de los pilares fundamentales de cualquier inversor de éxito. Desde Benjamin Graham hasta Warren Buffett pasando por John Bogle, todos ellos han sido, además de excelentes inversores, ávidos lectores. De hecho, sin su pasión por los libros, seguramente habrían pasado sin pena ni gloria por esta particular industria.

La inversión es un campo complejo en el que lo más difícil es comenzar. Por eso, os proponemos un listado de libros para personas que estén comenzando a invertir. Muchos de ellos han sido recomendados por los principales inversores, entre los que destaca John Bogle. Esta es nuestra particular selección, por si te animas a probarlo.

Y te advertimos, cuidado porque engancha.

El inversor inteligente, de Benjamin Graham

A pesar de que la obra data de 1949, es posiblemente el primer libro que habla abiertamente de la inversión en valor. Considerada como el libro de inversión más importante del Siglo XX, Benjamin Graham, maestro e inspirador de inversores tan importantes como Warren Buffett, enseñó toda una filosofía que tan buenos resultados está obteniendo hoy en día.

En él, Benjamin Graham explica a los inversores cómo evitar errores en su estrategia, al tiempo que describe cómo desarrollar un plan racional para comprar acciones y aumentar su valor. Todo ello con una premisa básica: el pensamiento en el largo plazo.

Y aunque este año se celebra el 70 aniversario de su publicación, el libro no ha perdido vigencia en la actualidad. No en vano, va por su 18ª edición, y seguro que continuará siendo la biblia de la inversión para muchos lectores que se inician en este apasionante mundo.

Broker NARANJA

Más bolsa por menos

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos.

Con menos comisiones, 0 €comisión de custodia* y 0 €comisión por cobro de dividendos y otras operaciones financieras.

*En caso de no realizar una operación de compraventa de acciones o ETFs (derechos excluidos) en cualquier mercado durante el semestre natural, la comisión de custodia será de 4,84€ (IVA incluido) por clase valor.

Un paseo aleatorio por Wall Street, de Burton G. Malkiel

Burton G. Malkiel tiene una máxima: el mercado es eficiente en el largo plazo. Bajo esta premisa redactó en 1973 su obra más reconocida, un paseo aleatorio por Wall Street, un libro que ya se ha convertido en un clásico imprescindible para todo inversor que quiera aprender a invertir en bolsa y, más concretamente, en gestión pasiva.

Su recomendación se centra en la construcción de una cartera de fondos índice bien diversificada, adaptada a la edad del inversor y a su aversión al riesgo. Y, por supuesto, con un horizonte temporal centrado en el largo plazo. Un enfoque Buy & Hold que tantos buenos resultados ha dado a tantos inversores lo largo de la historia.

Pero también es una crítica de otros métodos de inversión que se alejan de esta premisa. Desaconseja entrar y salir del mercado para buscar el mejor market timing, utilizar el análisis técnico para estimar la evolución de un activo o creer a esos gurús que utilizan técnicas modernas para superar al mercado, como la valoración del riesgo, como el PER, los dividendos o la teoría de Dow, entre muchos otros.

Los cuatro pilares de la inversión, de William Bernstein

Invertir no es azar ni casualidad, ni para ello se requiere excesiva inteligencia. Es en realidad un camino en el que tenemos que ir de la mano de brókers, periodistas, empresas y especuladores que pueden tener intereses muy diferentes a los nuestros.

Bajo esta premisa, William Berstein, publicó su obra más reconocida por el público más general, Los cuatro pilares de la inversión, un libro que aborda una visión del mundo de la inversión desde un punto de vista mucho más básico y amigable, centrándose en cuatro pilares fundamentales, a cada cual más importante:

  • La teoría de la inversión, para tener un marco de interpretación y unas bases de conocimiento.
  • La historia de la inversión, para tener la perspectiva histórica de lo que estamos haciendo.
  • La psicología de la inversión, para no perder de vista que nuestra mente puede jugarnos malas pasadas.
  • El negocio de la inversión, para conocer cómo funciona la industria financiera.

A través de estos cuatro pilares, William Bernstein intenta ayudar al lector a crear una cartera de fondos índice bien diversificada, con unos costes de gestión mínimos y una rentabilidad más que aceptable, cercana a la que obtiene el mercado y por encima de muchos gestores profesionales.

El Pequeño Libro para Invertir con Sentido Común, de John Bogle

No podía faltar en esta selección de libros John Bogle, uno de los principales adalides de la gestión pasiva y recientemente. Fundador de Vanguard en 1975, la segunda gestora de activos más grande del mundo, solo por detrás del gigante Blackrock, y un ávido lector, quiso plasmar su filosofía y pensamientos en un libro sencillo, al que tituló El Pequeño Libro para Invertir con Sentido Común.

Su recomendación es sencilla: un inversor debería comprar todos los activos de un país que cotizan en bolsa a un coste reducido. Para ello, su recomendación es comprar un fondo índice y mantenerlo en su cartera para siempre.

Así, tendremos una cartera sencilla y, al mismo tiempo, bien diversificada. Además, participaremos de los beneficios que generen estas empresas y eliminaremos los sesgos del gestor cuando toma posiciones en valores que quizá no son los más adecuados. Tan solo permanece el riesgo del mercado, pero siempre será mucho más reducido.

Un paso por delante de Wall Street, de Peter Lynch

Para Peter Lynch, los pequeños inversores pueden hacerlo tan bien como los profesionales utilizando la información a su alcance. Algo tan sencillo como fiarse de la intuición de su mujer o ver una tienda abarrotada de gente puede ser una señal que puede indicar una compra y, por tanto adelantarse al mercado.

De este modo, pueden conseguir las tan ansiadas 10-baggers, el término utilizado en Wall Street para referirse a aquellas acciones que multiplican por 10 su valor en bolsa. Unas pocas 10-baggers (o 15-baggers o 20-baggers), son suficientes para convertir una cartera de acciones convencional en una cartera estrella.

Finanzas Personales, de Juan Palacios Raufast

Terminamos nuestro repaso con un libro que, sin ser de inversión como tal, trata de adentrarse en algunos de los conceptos financieros más importantes: ¿Sabemos dónde está nuestro dinero? ¿Conocemos todo lo que esconde el término deuda? ¿Por qué no hay inversores pasivos?

A lo largo de la obra, se desvelan algunas de las ideas poco comunes que plantea Juan Palacios: no sabemos qué tenemos que ahorrar ni cuándo, la inversión en inmuebles no es rentable ni segura o especulamos creyendo invertir, entre algunas otras.

Además, trata de descubrir la inversión pasiva, considerada la modalidad de inversión del futuro en Europa, aunque ya es una realidad al otro lado del Atlántico.

The Bogleheads’ Guide to Investing

La legión de seguidores de John Bogle tiene su propio nombre: los Bogleheads. Esta filosofía quedó plasmada en una de las obras más interesantes: The Bogleheads’ Guide to Investing, de Taylor Larimore, Mel Lindauer y Michael Leboeuf, una guía práctica que todo seguidor de Bogle debería leer.

El libro insiste en la idea de utilizar fondos indexados, bajo la premisa de que el mercado es un sistema cerrado de suma cero en el que uno de los inversores que participan en una transacción gana y el otro pierde. Confiar en la típica premisa del sentido común que se promueve en algunos círculos de Wall Street tan solo te hará más pobre.

El libro está considerado como la biblia del inversor pasivo y, aunque está orientado al mercado estadounidense, en Europa tiene la misma vigencia. Por el momento, se encuentra solo en inglés, aunque ya están moviéndose algunas iniciativas para traducirlo al castellano.

Imagen | Artem Bali en Unsplash

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…