Si tu afición es la lectura, tienes muchas opciones para ahorrar

libro_electronico

“De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro”, decía José Luis Borges con buen criterio al hablar de la lectura. Nos puede gustar más o menos, pero de lo que no queda ninguna duda es que leer nos hace adquirir una cultura que ningún otro elemento puede proporcionárnos.

Suponemos que eres una persona que te gusta leer pero quizá no puedes hacerlo todo lo que quisieras debido a que no tienes suficiente dinero para comprar libros. Pero no te preocupes, te damos algunos consejos para que puedas seguir disfrutando de tu pasión a un bajo precio.

Los libros de segunda mano también son libros

No siempre es necesario que el libro sea nuevo para disfrutar de él. La experiencia de la lectura es la misma en un libro nuevo que en un libro usado, aunque la textura de las hojas y de la portada no huelan o estén en el mismo estado que un libro nuevo. Incluso en muchas ocasiones, los libros de segunda mano parecen nuevos por el cuidado que han puesto los anteriores dueños.

De hecho, en muchas tiendas online como Amazon se venden tanto libros nuevos como libros usados. La diferencia de precio es notable y los libros están en excelente estado, al menos los que yo he comprado. En este tipo de páginas tenemos también la posibilidad de limitar el precio que estamos dispuestos a pagar, y la propia empresa nos proporcionará un catálogo con los títulos con un precio menor o igual al que le hayamos fijado.

Pero no solo de Amazon vive el hombre. Existen otras muchas librerías online que son españolas con un precio de libros muy competitivos, como La casa del libro o IberLibro. En general cada vez existen más y más portales de Internet donde podemos comprar libros nuevos y de segunda mano a precios competitivos.

Si aun habiendo encontrado el libro que estábamos buscando estamos tan impacientes por leerlo que no podemos esperar dos o tres días por el envío, siempre podemos darnos una vuelta por nuestra ciudad y buscar una de las típicas librerías de libros usados. Podemos encontrar casi cualquier título a precio de coste.

Pero si de verdad quieres encontrar el título que buscas y tienes oportunidad de viajar a Londres, te recomendamos que entres en una de las muchas librerías de este tipo que existen allí en prácticamente cualquier esquina de la ciudad. Allí podrás encontrar casi cualquier libro en casi cualquier idioma, y a un precio que te va a dar hasta risa pagarlo.

La alternativa a los libros convencionales: Los ebooks

El libro electrónico no acaba de convencer a los usuarios de libros; puede que sea porque un lector empedernido le guste el olor de las hojas, la experiencia de ir pasándolas a medida que las va leyendo o el poner un separador para seguir la lectura por el mismo punto en el que lo había dejado. En muchas ocasiones se piensa también que una pantalla de ese tipo puede llegar a cansar la vista.

Sin embargo, los libros electrónicos son dispositivos que usan una tecnología llamada tinta electrónica muy similar a las páginas convencionales que sirven precisamente para no cansar la vista al usuario. Si echas un vistazo rápido a la página de un libro mostrada con uno de estos dispositivos, te darás cuenta de que prácticamente no hay diferencia con un libro convencional.

Y desde luego los libros electrónicos son más baratos que los libros en papel. Recordemos que un libro electrónico no tiene más coste que el propio de crear el archivo y hacerlo compatible con una plataforma como el libro electrónico. Una vez realizado, se puede comercializar y distribuir sin coste alguno, a diferencia del libro en papel que tiene como costes principales el papel, el material de la portada, el transporte hacia los centros de distribución y la distribución propiamente dicha.

Además, si adquirimos el libro por Internet, tendremos la posibilidad de la descarga directa de los mismos sin necesidad de esperar al transporte hasta nuestros hogares, por lo que podemos disfrutar de él en una media hora, en función de la velocidad de nuestra descarga. Hay otra ventaja añadida, y es que podremos tener un número de libros en función de la capacidad del dispositivo, algo que sería impensable si almacenamos los libros en una estantería en nuestra casa.

Pero lógicamente, el libro electrónico pierde la esencia de lo que es un libro. Tendremos que renunciar a alguna de esas características para poder tener otras más baratas, al margen de tener que comprar el dispositivo que es posible que no nos lo podamos permitir en este momento. Si realmente nos gusta leer, no tenemos por qué renunciar a nuestra afición por disponer de menos dinero, si no simplemente encontrar otras alternativas más baratas.

En Naranja | Guía de la llegada del Kindle a España: ¿se ahorra con los libros electrónicos?

En Ahorro Diario | Algunos portales de libros de segunda mano

Imagen | luipermom

Conversación