¿De verdad un termostato inteligente puede hacer que gastes menos? Así puedes ahorrar con una casa inteligente

La escena de las películas futuristas de llegar a casa y tener todo controlado con un mando a distancia está cada día más al alcance de cualquier bolsillo. Hasta hace poco se pensaba que disfrutar de una vivienda así era solo posible para grandes fortunas, pero lo cierto es que los dispositivos que hacen inteligente una vivienda no requieren una gran inversión. La ventaja es que consiguen ahorros en los suministros que compensan la inversión.

Para tener una idea de cuánto puede costar incorporar domótica en una vivienda, calcula que la automatización de la iluminación, de la climatización y de las persianas puede suponer una inversión media de 2000 €, para una vivienda de 90 metros cuadrados. Pero existen dispositivos que pueden hacer inteligente la vivienda por menos inversión.

Control del aire acondicionado y calefacción

Conseguir la temperatura confortable en casa, tanto en invierno como en verano, es posible con los sistemas de calefacción y aire acondicionado. El problema es que el gasto puede ser excesivo si no puedes hacer un uso eficiente de los aparatos o cambiar a modelos domotizados.

En el caso del aire acondicionado, que cada año alarga más su consumo, la tecnología ha desarrollado dispositivos como Novo que, sin necesidad de cambiar los equipos, permite controlar su uso a través de una aplicación móvil y unos terminales que conectan los equipos a la red wifi. El precio de este dispositivo ronda los 100 €.

Para el control de la calefacción existen distintas opciones. Puede hacerse de forma independiente con la instalación de válvulas termostáticas en cada radiador o a través de un termostato inteligente. La ventaja de estos termostatos es que aprenden del uso por lo que hacen un consumo más eficiente de la calefacción, consiguiendo la temperatura de confort de la vivienda en menos tiempo. Un termostato inteligente cuesta alrededor de 200 €, pero se compensa por el ahorro en el consumo de calefacción al estar menos horas conectada.

Automatizar la iluminación de la casa

Cuando se trata de hacer inteligente la iluminación de la casa, existen diferentes dispositivos que permiten programar el encendido y apagado de las luces según la luz solar, crear ambientes diferentes de iluminación en cada estancia y de acuerdo con el momento e incluso simular la presencia en casa cuando estás ausente.

Frente a estas posibilidades que brinda la iluminación inteligente hay que destacar también el ahorro en el consumo de electricidad por el uso de las bombillas LED, que consumen menos energía. El precio de un sistema básico de iluminación inteligente puede estar en torno a los 100 €.

Apertura y cierre de persianas y toldos

Abrir y cerrar las persianas y toldos en función de la hora del día o las inclemencias meteorológicas es otra de las aplicaciones más útiles en una casa inteligente. Con solo instalar un dispositivo en las persianas y a través de la red wifi se controla la apertura y cierre desde el móvil. Los sistemas más modernos activan el cierre de persianas y toldos cuando llueve para evitar que se estropeen.

También sirve para ahorrar en el consumo de energía, la instalación de dispositivos en las ventanas que permiten detectar cuando están abiertas para que se apague la calefacción y evitar así que se desperdicie energía.

Seguridad de la vivienda y apertura de puertas

Y aunque no supone un ahorro, las cerraduras inteligentes han solucionado el problema de la pérdida de las llaves. Estas cerraduras tienen sistemas de apertura de pantalla táctil para abrir con la huella digital o con el móvil por Bluetooth o wifi. Con esta funcionalidad se puede permitir el acceso a la vivienda a personas cuando no estás en casa, sin necesidad de utilizar llaves.

Por otro lado, contribuyen a mejorar la segundad de la vivienda porque se bloquean cuando se cierra la puerta sin tener que echar la llave. Una cerradura como Tesa Entr que se instala fácilmente puede costar en torno a 300 €.   

Si sumamos los dispositivos básicos que puede incorporar una vivienda inteligente la inversión no llega a 1000 € pero se puede alcanzar un ahorro en el consumo energético de un 25 % a un 30 %.

En Naranja | La domótica también se puede encargar de la seguridad en el hogar durante nuestras vacaciones

Imagen | istock/audioundwerbung

Conversación