Black Friday o Cyber Monday: ¿cuándo es mejor comprar?

Se acerca la temporada navideña y, con ella, los regalos y las compras. Para muchos, el pistoletazo de salida de la temporada es el Black Friday, una larga tradición anglosajona que se celebra el día después de Acción de Gracias y que ha tenido muy buena acogida en España durante los últimos a años.

Más reciente es el Cyber Monday, que se celebra al lunes siguiente y cuyos orígenes se remontan a 2005 en Estados Unidos, pero poco a poco ha ido ganando relevancia.

Así, con dos días de grandes rebajas frente a nosotros, cabe preguntarse: Black Friday o Cyber Monday: ¿cuándo es mejor comprar?

La historia del Black Friday

La historia del Black Friday se remonta a los años 50 en Estados Unidos, cuando las grandes cadenas norteamericanas impulsaban las compras navideñas con suculentos descuentos y promociones.

Su nombre, que traducido literalmente significa Viernes Negro, hace referencia a que, durante ese día, y gracias al aumento en las ventas, las cuentas anuales de muchos establecimientos pasaban de rojo (negativo) a negro (positivo).

De hecho, el Black Friday es parte esencial de la campaña navideña, especialmente en Estados Unidos. En 2015, sus 67.600 millones de dólares de facturación supusieron el 10,8% de los 0,6 billones de dólares de toda las ventas de Navidad.

La historia del Cyber Monday

La historia del Cyber Monday es más reciente, cuando en 2005 las tiendas online empezaron a ofrecer grandes descuentos para competir con el Black Friday.

¿Y por qué un lunes? Bueno, hay que recordar que en 2005 no todo el mundo tenía internet en su casa, y mucho menos smartphones, así que la gente navegaba (y compraba) desde el trabajo. Y el lunes era el día que más compras se realizaban.

Así pues, la gran diferencia entre ambos estriba en que Black Friday es un evento que nació en las tiendas físicas, aunque se ha extendido también a internet, mientras que Cyber Monday es casi completamente exclusivo del comercio electrónico.

Black Friday y Cyber Monday en números

Actualmente, Black Friday sigue dominando la mayor parte de las ventas gracias a las transacciones en las tiendas físicas, mientras que Cyber Monday mantiene un escueto liderazgo en el comercio electrónico.

 

No obstante, ambos días mantienen un crecimiento bastante importante en ventas en tiendas virtuales. Según Adobe Digital Insights, el año pasado, las ventas digitales aumentaron un 21,6 % el Black Friday y el 12,1 % el Cyber Monday con respecto a 2015, y todavía más si lo comparamos con años anteriores.

Llama la atención, además, el espectacular crecimiento de la plataforma móvil a la hora de realizar las compras. El Black Friday del año pasado fue el primer día de la historia capaz de generar por sí mismo más de 1000 millones de dólares en ventas a través del móvil (en concreto, 1200 millones, un 33 % más que el año anterior), aunque tres días después, el Cyber Monday no se le quedó a la zaga, con 1070 millones de dólares, un 34 % más.

Entonces, ¿Black Friday o Cyber Monday?

Revisando las grandes ofertas del Black Friday y el Cyber Monday del año pasado, es fácil llegar a la conclusión de que no hay grandes diferencias de precio cuando dos productos están ofertados en ambos días. Aunque cuando la hay, suele ser ligeramente a favor del Cyber Monday, si bien tampoco es siempre así.

Lo que sí es cierto es que, dada su mayor popularidad y larga tradición, son más los establecimientos que se animan y más los productos que ponen en oferta durante el Black Friday (aunque la oferta en sí no sea mejor).

Es por eso que nuestra recomendación es que, si estás buscando un producto en concreto y aparece en oferta durante el Black Friday, lo compres, porque es poco probable que durante el Cyber Monday el ahorro vaya a ser significativamente superior.

Comprar o no en tiendas físicas, he ahí la cuestión

Otra diferencia importante del Black Friday estriba en que, al celebrarse también en tiendas físicas, a menudo estas realizan ofertas muy atractivas en lo que los anglosajones llaman “doorbusters”, esas con un precio imposible que encontramos nada más entrar en el establecimiento y que no son habituales en el comercio electrónico.

Claro que ir a comprar a una tienda física no son todo ventajas. A menudo, es necesario madrugar y hacer largas colas para conseguir las mejores ofertas. Incluso ha habido casos de auténticas batallas campales, muy al estilo de nuestras queridas rebajas, con gente agolpada a las puertas para abalanzarse sobre las gangas.

Así que si no quieres ser aplastado por una estampida de compradores, el Cyber Monday (y la compra online en el Black Friday) ofrece la posibilidad de visitar y comparar las ofertas y precios de muchas tiendas al mismo tiempo y desde la comodidad y seguridad de nuestro hogar, mientras que si debemos estar presentes, comparar nos llevará mucho más tiempo. Eso sí, en una tienda online corremos el riesgo de que la página esté saturada y no responda, y nos acabemos volviendo locos de tanto actualizarla.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar?

Las recomendaciones para comprar en el Black Friday y el Cyber Monday son muy parecidas a las de las rebajas, a saber:

  • Tener claro qué necesitamos y qué queremos comprar antes de empezar. De nada sirve comprar algo con una super oferta si después no lo vamos a utilizar.
  • Investigar con antelación el precio de aquello que nos interesa. Para asegurarnos que las ofertas son tan atractivas como parecen. Y si no hemos hecho ese trabajo con previsión, hay herramientas online que nos ofrecen el histórico de los precios de un producto en Amazon.
  • Comprobar bien las ofertas. Si incluyen gastos de envío o no, si el descuento es directo o en un cheque regalo… no siempre es oro todo lo que reluce.
  • No caer en el FOMO. Fear of Missing Out, el miedo a perderse algo. En este caso, una oferta teóricamente irrepetible. Ni el Black Friday ni el Cyber Monday son el único momento del año en el que hay grandes ofertas. También podemos encontrarlas en rebajas e incluso fuera de ellas muchas tiendas lanzan ofertas puntuales equiparables a las de estos días. La diferencia estriba no tanto en el descuento, sino en la cantidad de objetos ofertados.

Y con eso, ya estamos listos para lanzarnos a hacer nuestras compras navideñas en el Black Friday y el Cyber Monday.

En Naranja | Black Friday: estos son los productos en los que realmente te puedes ahorrar dinero



Conversación