GDPR
Tiempo de lectura: 3 minutos

Seguro que en los últimos días has recibido muchos correos en los que las empresas te piden que confirmes tus datos. No te preocupes, es normal. Este mes finaliza el plazo para que las empresas que tratan datos de carácter personal se adapten al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR en inglés).

El objetivo de esta nueva normativa es incrementar la protección de nuestros datos para que tengamos un mayor control de la información que compartimos con terceros. Por eso conviene que sepas los cambios que trae este reglamento y cómo te afecta, y que trataremos de explicarte en este artículo.

¿Qué es el GDPR?

El Reglamento General de Protección de Datos es una normativa europea que protege la privacidad de los ciudadanos y regula la protección de datos. Establece los requisitos que deben cumplir todas las empresas que tratan datos de carácter personal en la Unión Europea. Ante la entrada en vigor de esta normativa el 25 de mayo, las entidades responsables del tratamiento de los datos tendrán la obligación de informarte sobre cómo han obtenido tus datos, qué tratamientos realizan, su finalidad y los derechos que puedes ejercitar en relación con los mismos, entre otros aspectos. Además, en los casos en los que sea necesario, las entidades te podrán solicitar el consentimiento para tratar tus datos en relación con determinadas finalidades.

El GDPR afecta a todos los ciudadanos europeos y a las empresas que utilizan nuestros datos, aunque no sean europeas. Es decir, empresas como Facebook o Amazon, que tienen sede social en Estados Unidos, al operar en Europa también deben cumplir con esta normativa.

¿Qué derechos garantiza la nueva normativa?

GDPR derechos

 

Hay varias novedades importantes que recoge el nuevo Reglamento de Protección de Datos, entre las cuales destacan el derecho al olvido o el derecho a la portabilidad de tus datos.

El derecho al olvido

En el GDPR está reconocido de forma expresa el derecho al olvido, que significa que podemos pedir que se eliminen nuestros datos en determinados supuestos, como cuando no se utilicen para el fin para el que fueron recabados, los datos personales facilitados ya no sean necesarios en relación con los fines para los que fueron recogidos, retiremos el consentimiento o cuando no se han conseguido los datos de forma lícita.

Por ejemplo, en el caso de los buscadores como Google, el objetivo es eliminar cualquier rastro de los datos de la persona que quiere que sus datos no aparezcan de manera definitiva.

El derecho a la portabilidad de los datos

El derecho a la portabilidad permite llevarnos nuestros datos en un formato exportable, para cederlos a otro responsable. El ejemplo más característico es cuando queremos cambiar de operadora de telecomunicaciones o de compañía de electricidad. Gracias a esta portabilidad, nuestros datos personales se transfieran directamente a la nueva compañía.

El derecho a la limitación del tratamiento

También tienes derecho a limitar el uso de tus datos en determinados casos, como en el supuesto de que hayas solicitado al responsable del tratamiento la puesta al día de sus datos personales, por considerarlo inexactos. Esta limitación de tratamiento se realizará por parte del responsable durante el plazo necesario para que este compruebe la exactitud de los mismos.

¿Cómo me va a afectar esta nueva legislación?

Antes del día 25 de mayo, las empresas que tienen nuestros datos personales deben informarnos sobre dónde han obtenido nuestros datos, cómo los tratan, con qué finalidades y cuáles son los derechos que nos asisten. Además, solicitarán el consentimiento en los casos en los que, de acuerdo con la normativa, sea necesario.

Esa es la razón por la que durante este mes te han llegado correos de las empresas pidiendo que actualices esta información, con el fin de evitar incumplimientos del reglamento.

Debes tener en cuenta que cuando se habla de datos personales protegidos por el reglamento se engloban el nombre, dirección, teléfono, datos financieros, académicos, laborales, de salud, religión y ahora también incluyen los datos biométricos y genéticos.

En definitiva, con el GDPR se potencia y protege más la privacidad de los datos personales.

En ING también hemos modificado nuestra política de protección de datos para adaptarnos a la nueva normativa. Si eres cliente de ING o usuario de Twyp, ya habrás recibido un email nuestro con la nueva política de Protección de Datos.

 

En Naranja | Las 7 funcionalidades de nuestra app y web que te ayudan a poner orden en tu economía  

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…