Tiempo de lectura: 3 minutos

Llegan las ansiadas vacaciones. Puede incluso que muchos nos estéis leyendo ya desde la arena de la playa, remojando los pies en una poza de río o en un descanso mientras visitáis alguna ciudad al otro lado del mundo; y seguro que también estáis siguiendo nuestros consejos para ahorrar en vacaciones.

Siguiendo con esto, hoy os traemos siete razones por las que utilizar tarjetas de crédito estas vacaciones va a ser una ventaja, especialmente en el extranjero. ¡Que no se te pase ninguna!

Tranquilidad

Si pagas tus viajes con tu tarjeta de crédito de ING, disfrutarás de un seguro de accidente de viajes, que incluye una cobertura de hasta 150.000 euros para el titular y los asegurados de la tarjeta. Así viajarás tranquilo y te ahorrarás el tener que contratar un seguro de viaje por tu cuenta.

Ojalá que no tengas que usar nada de esto, pero mejor no arriesgar.

  • Con tu tarjeta tendrás cubierto hasta 4.500 euros de gastos médicos, quirúrgico, farmacéuticos y hospitalización fuera de España.
  • Que te roben o se te extravíe el equipaje en medio de un viaje, puede ser una auténtica catástrofe. Como asegurado, tendrías una indemnización de hasta 900 euros si se diese este caso.
  • En la misma línea, si tu equipaje facturado llegado con retraso por una causa imputable al transportista, se te reembolsarían los gastos, hasta 200 euros si la demora es superior a 24 horas y, hasta 400 si excede las 48 horas.

Flexibilidad en el pago

En vacaciones no nos gusta escatimar en gastos, llevamos todo el año esperando estas fechas, llegar a nuestro lugar de descanso es sinónimo de querer disfrutar al máximo y el dinero no puede ser un impedimento. Tu tarjeta te da la opción de elegir la modalidad de pago que más se amolde a ti, como pagar al mes siguiente sin ningún coste añadido o en cómodos plazos, así podrás financiar tus vacaciones sin que supongan un esfuerzo extra en tu presupuesto.

Otra razón importante para utilizar tarjetas de crédito en lugar de efectivo estas vacaciones es la que tiene que ver con el control de nuestros gastos. Pagando con nuestra tarjeta de crédito, tendremos registradas todas nuestras compras y pagos, pudiendo revisar en qué categorías hemos gastado más en nuestra área de cliente o a través del móvil.

Seguridad

La seguridad es el principal motivo para usar tarjetas de crédito en vez de efectivo. Aún recuerdo lo preocupado que iba siempre mi padre cuando viajábamos por llevar mucho dinero encima, por si un descuido echaba al traste las vacaciones. Con las tarjetas de crédito, tenemos la tranquilidad de contar con protección antifraude en caso de pérdida, robo o uso fraudulento. Si has hecho un uso correcto de tu tarjeta, puedes contar con que recuperarás tu dinero sin problemas.

Comodidad

“¿Cuánto dinero cojo?” “¿Será suficiente con esto?” ¡Uy, tenemos que ir a una casa de cambio!” Son frases habituales cuando viajas con efectivo, y que no oirás nunca a alguien que utilice tarjetas de crédito, ya que con ellas dispones de tu dinero en cualquier momento.

Lógicamente, nunca está de más llevar algo de efectivo encima, para pagos muy pequeños o por si en algún puestecito callejero no admiten tarjeta, pero siempre con la tranquilidad de que los gastos principales los tenemos cubiertos.

Facilidad

¿Nunca os ha pasado que habéis ido a pagar con una moneda extranjera y erais incapaces de reconocer los billetes y las monedas? A veces puede ser un poco lioso acostumbrarse, lo cual nos hace perder tiempo al pagar y a confiar en el cambio que nos dan en los comercios. Con nuestra tarjeta de crédito, pagar en una moneda extranjera son todo facilidades. Sin quebraderos de cabeza.

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,00 sobre 5)
Cargando…