cuentanominaRobinson
Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace 30 años, Robinson era un joven jugador de fútbol en un equipo inglés, pero una llamada del Osasuna cambió su vida. El contrato se firmó para jugar una temporada en este equipo, aunque ni siquiera sabía en qué ciudad tendría que vivir. Sin embargo, muchos aficionados al fútbol le conocen más en su faceta de presentador televisivo, en la que lleva trabajando más de tres décadas. Así cambió la vida de Robinson hace 30 años.

El fútbol ha sido la espoleta del cambio

Cuando llegó a jugar en el Osasuna en 1987, Robinson tenía ya una carrera futbolística en distintos equipos ingleses hasta llegar al Liverpool. Fue allí donde recibió la llamada del Osasuna, para jugar una temporada, y donde finalmente recaló sin saber nada de español.

“Solo sabía las palabras clave: hola, adiós, gracias y cerveza”, y así, sin entender apenas lo que decía el entrenador y sus compañeros, empezó a jugar al fútbol en España.

Robinson llegó como futbolista pero en España encontró su lugar en el mundo y se buscó la vida para quedarse como fuera después de dejar el fútbol.

Cuando oí a la grada gritar ‘Torero, Torero’ pensé: este es mi sitio Robinson

La televisión cambió su vida

Un cambio de país llevó a un cambio de vida. Tras colgar las botas de fútbol, Robinson encontró en la televisión la forma para continuar disfrutando de España y de su afición al fútbol. “Acabé buscándome la vida para quedarme aquí como fuera: que si la tele, que si la radio”. Precisamente, ha sido su carisma a la hora de informar sobre este deporte lo que ha hecho que se quedara aquí tantos años.

Y a pesar de que en la primera retransmisión lo pasó fatal porque temía equivocarse con el nombre de los jugadores, cuando finalizó el partido pensó que si había superado esa prueba era capaz de hacerlo todo. Hablar español con su peculiar acento inglés, que todavía conserva, incluso le ha ayudado en su carrera como comentarista deportivo.

Con la Cuenta NÓMINA son todo ventajas

La Cuenta NÓMINA te devuelve el 3 % de tus principales recibos durante 2 años

¡AMPLIAMOS PLAZO HASTA EL 31 DE OCTUBRE!

Indicativo

Llegas por una cosa pero te quedas por otra

Igual que Robinson llegó a España para jugar al fútbol pero se quedó al conocer la vida en España, le ocurre a los clientes con ING, vienen por una cosa pero se quedan por muchas razones. Hace 19 años, cuando llegamos a España, nuestro atractivo era ser un banco sin comisiones. Así fue como nos conociste, pero luego te quedaste por las condiciones de la hipoteca, el préstamo para la universidad de tu hijo o porque te ayudamos a invertir y sacar más rentabilidad a tus ahorros.

Ahora la Cuenta NÓMINA, que te atrae porque no tiene comisiones, te ofrece un aliciente más para que te quedes, ya que te bonifica el 3 % de los recibos si eres cliente nuevo.

¿Y si ya soy cliente? Tráete a un amigo y ambos os beneficiareis del 3 %. ¡A qué esperas para abrir una Cuenta NÓMINA!


Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…