Un mejor destino para tus dispendios: así puedes invertir mejor lo que gastas en tabaco, alcohol y lotería

Tabaco, bebidas alcohólicas y juegos de azar; tres partidas de gasto de las familias que se llevan buena parte de nuestro presupuesto. Y es que, por término medio, cada español mayor de edad gasta 450 € al año en juegos de azar, según la OCU, y unos 215 € en tabaco y bebidas alcohólicas, según datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares, elaborada por el INE. En total, unos 55 € al mes que se van en gastos superfluos, lo que nos sitúa entre los ciudadanos con mayor nivel de gasto en este tipo de partidas de toda la Unión Europea.

Las matemáticas son claras: la probabilidad de obtener un premio en la lotería de Navidad es prácticamente nula. Hay un 0,001 % de probabilidad de obtener el Gordo en la lotería de Navidad, y poco más de un 15 % de obtener algún premio. Si a ello le sumamos el efecto nocivo que tiene el tabaco y las bebidas alcohólicas sobre nuestra salud, ¿por qué no cambiar la visita semanal al bingo por un producto de inversión? ¿por qué no prescindir de los gastos superfluos y realizar pequeñas aportaciones a productos de inversión?

26.000 € a los 67 años, la cantidad que ahorraremos si prescindimos de estos gastos superfluos

Los importes acumulados que podemos ahorrar a lo largo de toda nuestra vida laboral son realmente sorprendentes. Si solo tuviésemos en cuenta lo que dejamos de gastar en ciertas partidas prescindibles como tabaco, alcohol y juegos de azar, desde los 25 hasta los 67 años, podemos encontrarnos con una hucha de 27.720 €. Una cantidad como para pensárselo, ¿verdad?

Sin embargo, 42 años pueden ser demasiados, especialmente si tenemos en cuenta el efecto de la inflación sobre el dinero. De hecho, y si atendemos a los datos históricos del IPC de los últimos 42 años en España, con 27.720 € de 1975 podríamos comprar lo mismo que con 350.000 € actuales.

Así que, por mucho que ahorremos, no podremos mantener, ni de lejos, el mismo poder adquisitivo solo dejando nuestro dinero debajo del colchón. A largo plazo, el efecto erosionador de la inflación sobre nuestro dinero es enorme. Por esta razón, conviene ir apartando parte de nuestra renta disponible mes a mes con el fin de ir acumulando un patrimonio de cara a nuestra jubilación.

Los Planes NARANJA tienen menos comisiones para que tú ganes más

Tarde o temprano dejarás de trabajar, y empezarás a disfrutar. Empieza a convertir el dinero suelto de cada mes en un sueldo extra cuando te jubiles.

Aportaciones periódicas en inversiones, el mejor remedio para mantener tus finanzas bajo control

Tal y como ocurre con la inflación, cuyos efectos se multiplican de forma exponencial con el paso del tiempo, los rendimientos sobre nuestras inversiones también arrojan resultados sorprendentes sobre nuestro dinero a largo plazo. Esto es debido a la capitalización compuesta, un fenómeno que el mismísimo Albert Einstein calificó como la fuerza más poderosa del universo.

Y es que, teniendo en cuenta que utilizamos esos 55 € para realizar una aportación mensual a un plan de pensiones, podemos obtener un capital de 109.669 € cuando nos jubilemos, una cantidad casi cinco veces mayor que la obtenida solo ahorrando nuestro dinero y con casi el mismo esfuerzo.

Evidentemente, cuanto mayor sea esta aportación, mayor será también el capital obtenido. Por ejemplo, si la aumentamos de 50 a 65 €, podríamos llegar a acumular un capital 30.000 € mayor a los 67 años, hasta los 139.579 €, de los cuales un 75 % sería generado a través de los rendimientos de la inversión. Y esta cantidad será cada vez mayor si vamos revisando al alza estas aportaciones.

¿Cómo conseguirlo?

La mayoría de encuestas nos dicen que los españoles se inician en el consumo de tabaco y alcohol en edades muy tempranas, por debajo de los 18 años. Somos jóvenes y tenemos un poder adquisitivo muy reducido, pero incluso a esa edad podemos ir fomentando un hábito de ahorro que recordaremos cuando nos jubilemos.

Aportaciones mensuales

En el ámbito del ahorro, una de las piezas fundamentales es fomentar un hábito y realizar aportaciones sistemáticas a instrumentos financieros, como los fondos de inversión o los planes de pensiones. De ser posible, conviene automatizar estas aportaciones, de modo que se realicen el mismo día de cada mes. Diversos informes señalan que este es el método más eficiente para entrar en los mercados y evitar comprar demasiado caro siempre.

Incremento de las aportaciones

Es importante, además, incrementar esta aportación mensual y ajustarla al crecimiento de los precios. Por ejemplo, si el incremento del IPC anual es del 1 %, el incremento de la aportación debe ser también del 1 %. En el supuesto que hemos analizado en el texto, de una aportación inicial de 55 € acabaríamos con una aportación de 85 € mensuales (con un incremento del 1 % anual).

Ajustado al riesgo

Cuando faltan muchos años para la jubilación, los expertos recomiendan destinar la mayor parte de nuestras inversiones a renta variable. Conforme se vaya acercando la edad de jubilación, conviene ir ajustando la inversión para preservar nuestro patrimonio.

En Naranja | Seis cuestiones imprescindibles que debes saber sobre los fondos de inversiónEn Naranja | Seis cuestiones imprescindibles que debes saber sobre los fondos de inversión

Conversación