Seis consejos muy sencillos para realizar compras seguras por Internet

Cada año compramos más por Internet. Comprar desde casa o a través del móvil es una actividad que seduce a más de 20 millones de compradores online. La comodidad, el ahorro de tiempo y el acceso a productos y ofertas exclusivas justifican que, en la actualidad, un 40% de los españoles realice compras por Internet de forma habitual.

Sin embargo, no se debe bajar la guardia y comprobar la fiabilidad de los comercios y la seguridad de los pagos para evitar estafas y fraudes a través de la red. Estos seis consejos te ayudarán a hacer compras seguras por Internet.

Compra en páginas seguras

Cuando hacemos una compra online, la forma de comprobar que es una página segura es que la dirección electrónica de la web esté encabezada por el protocolo https://, que indica que es un servidor seguro. Además, debe aparecer un candado cerrado y al hacer clic encima, se abrirá el certificado de seguridad de la página.

Verifica la información del sitio web

Revisa toda la información de la empresa: razón social, CIF, domicilio y datos de contacto, para poder llamar por teléfono o enviar un email en caso de que surja algún problema con el envío. También es conveniente verificar la información relativa al producto, los plazos de entrega, los gastos de envío, los medios de pago y las condiciones de devolución y reclamación para comprobar que cumple todos los requisitos exigidos a una tienda online.

Comprueba las condiciones de entrega

El plazo máximo de entrega de un producto comprado por Internet es de 30 días. Si pasados estos días el artículo no ha llegado a casa, se puede pedir que te devuelvan el dinero. En el caso de que el envío llegue con retraso, el vendedor debe avisar con antelación. En esta situación tienes la posibilidad de renunciar a la compra sin ningún coste y el vendedor debe devolver el dinero de la compra.

Puedes desistir de la compra

En el caso de que el producto no responda a lo que habías pedido se puede devolver sin tener que alegar ni dar explicación alguna y no hay ninguna penalización. Hay un plazo de 14 días para devolverlo y la tienda debe reintegrar el dinero pagado. En el caso de ser una compra pagada a plazos, el crédito será resuelto sin sanción.

No des información personal de más

Es importante comprobar los datos personales que hay que rellenar en los formularios de pago y, sobre todo, saber qué uso se va a hacer de esta información. Facilita solo los datos personales obligatorios para hacer la compra y desautoriza cualquier otro empleo de esta información personal. No obstante, una vez realizada la compra se pueden ejercer los derechos de acceso, rectificación y cancelación de los datos.

Utiliza sistemas de pago seguros

En cuanto a la forma de pago, las tarjetas y las plataformas de pago son los medios online más seguros, pero muchas empresas admiten el envío contrarrembolso, que permite pagar en efectivo cuando recibes el producto en casa. También se pueden utilizar tarjetas virtuales para el pago de las compras online, que se recargan solo con el importe exacto de la compra.

Y no olvides que los productos comprados a través de Internet gozan de dos años de garantía. Comprueba bien el artículo cuando lo recibas en casa y si tiene un defecto de fábrica, podrás cambiarlo por otro o bien recuperar el dinero.

 

En Naranja | ¿Sabemos cómo podemos reclamar cuando falla un producto o servicio?

Conversación