Tiempo de lectura: 4 minutos

Ahorrar en Navidad - 1

«Si en Navidad quieres ahorrar, en noviembre debes comprar» No es un refrán, pero si lo fuera, debería estar bordado y enmarcado en casa de todo ahorrador, junto al clásico «hogar, dulce hogar», y es que adelantar las compras navideñas es una manera y sencilla de ahorrar.

Planear la Navidad con antelación, desde los regalos hasta la comida, está lleno de ventajas. Por un lado, podemos aprovecharnos de ofertas y descuentos, así como evitar la subida de precios de los productos más demandados, especialmente el pescado y el marisco; por el otro, podemos distribuir el gasto en dos meses, reduciendo el impacto en nuestro presupuesto familiar.

Llenemos la despensa con antelación, y mesura

Ahorrar en Navidad - 2

Todas las Navidades se repite la misma historia: el precio del marisco, el pescado y algunas carnes decide coger un globo aerostático y decide subirse a las nubes. Lo vemos cada año en las noticias, con el típico reportaje que nos enseña los precios desorbitados de las pescaderías el día 24. Afortunadamente, contamos con dos aliados: la previsión y el congelador.

La mejor manera de ahorrar es planificar ahora los menús que vamos a preparar en Navidad (Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo…) y comprar todo aquello que podamos congelar (gambas, lubinas, merluzas, cangrejos, paletillas de cordero, solomillos de ternera…). Eso sí, conviene hacerlo con mesura, no vaya a ser que luego no nos quepa en el congelador o no podamos guardar la comida correctamente y se nos estropee.

También podemos comprar con antelación productos no perecederos como el alcohol (cervezas, vinos, cavas, destilados) o los turrones, las conservas… no es que vayan a subir de precio demasiado, pero ahora todas las grandes superficies ofrecen descuentos y promociones para que la gente se anime a comprar productos navideños, y conviene aprovecharlos. De nuevo, no olvidemos la moderación, y recordad que lo habéis comprado para reservarlo para las Fiestas.

El trabajo de los Reyes Magos empieza ya

Ahorrar en Navidad - 3

Adelantar nuestro trabajo como Reyes Magos a finales de noviembre o principios de diciembre también reporta muchas ventajas, tanto si se trata de juguetes como si de tecnología. La ropa es lo único que evitaría comprar con antelación, pues existe el riesgo de que no acertemos con la talla –o que no le guste lo que hayamos elegido– y entonces tengamos un problema para cambiarlo.

En el caso de los juguetes, la razón para prever y anticipar las compras es doble. En primer lugar, nos evitaremos la angustia de buscar por toda la ciudad el juguete que todos los niños quieren estas Navidades y que ya no queda en ningún sitio; en segundo, comprar con antelación nos permitirá hacer lo que nos gusta a los consumidores inteligentes: buscar y comparar, tanto en internet como en tiendas locales.

Una de las fechas señaladas en rojo en el calendario del ahorrador navideño es el Black Friday, que se celebra el día después al Día de Acción de Gracias. Éste se celebra el cuarto jueves de noviembre, por lo que el Black Friday este año es el día 29 de noviembre.

A pesar de ser una tradición anglosajona –es la inauguración de la temporada de compras navideñas en Estados Unidos– en los últimos años ha calado bastante en nuestro país, y durante ese día muchas tiendas online y físicas realizan diversas ofertas. Fnac, Amazon, Media Markt, El Corte Inglés y Apple, por mencionar algunas importantes, ya participaron el año pasado, y a ellos este año se une un gigante como Inditex, que ha anunciado promociones para sus marcas Stradivarius, Pull&Bear y Zara.

Si por lo que sea se os escapa el Black Friday, siempre os quedará el Cyber Monday, creado para incentivar las compras por internet. Se celebra el lunes siguiente al Black Friday –este año toca pues el 2 de diciembre– y aunque no ha calado tanto en estos lares, seguro que podemos encontrar alguna jugosa oferta.

Viaje con nosotros, si quiere ahorrar

Ahorrar en Navidad - 4

La tercera partida que dispara el presupuesto familiar en Navidades son los viajes. Tanto si lo vamos a hacer en coche como en tren o en avión, conviene ser previsores para poder ahorrar algunos euros.

En el caso del tren o el avión, cuanto antes fijemos las fechas de nuestro viaje y antes compremos los billetes, más baratos nos saldrán. Si ademas podemos evitar los días más concurridos (el día 24, el 26 y el 31 diciembre y el 1 o el 2 de enero) mejor que mejor.

Para viajar en coche también conviene evitar esos días, porque un atasco, además de un fastidio y una pérdida de tiempo, hace que gastemos mucho más combustible, especialmente si hace frío y tenemos la calefacción puesta. Tampoco nos olvidemos de la posibilidad de compartir coche, especialmente si viajamos solos o solo con un acompañante, ni de pasar una revisión antes de un largo viaje, si lo hacemos con tiempo evitaremos aglomeraciones en el taller.

Con tiempo es más fácil ser un consumidor inteligente

Básicamente, todos estos consejos se pueden resumir en que con tiempo es más fácil ser un consumidor inteligente. Nos permite buscar, comparar y encontrar la mejor opción de compra, ya sean unos regalos, la comida de Navidad o la decoración del árbol de Navidad, otra cosa que podemos mirar con tiempo y buscar ofertas.

Espero que os hayan gustado estos consejos para ahorrar en Navidad y que me ayudéis a popularizar este refrán: «Si en Navidad quieres ahorrar, en noviembre debes comprar». ¡Felices Fiestas!

Imágenes | Dr. Wendy Longo, Vxla, Clotee Allochuku y Mosman Council
En Naranja | Regalos decorativos para una Navidad ahorradora

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…