Todo lo que necesitas saber sobre la nueva tarifa plana para autónomos

La nueva ley de autónomos ha modificado aspectos clave relacionados con las bonificaciones que tienen derecho estos trabajadores. Dentro de esta batería de medidas, la más importante y, la que más dinero le va a suponer a las arcas públicas, es la ampliación de la tarifa plana.

Gracias a esta tarifa plana, los nuevos autónomos pueden beneficiarse de una cuota reducida de solo 50 € en lugar de los 275 € que, como mínimo, tendrían que abonar en condiciones normales. Pero, ¿cómo queda tras la aprobación de la ley de autónomos?

Extensión de seis a doce meses de la bonificación de 50 €

El periodo de disfrute de la tarifa plana se extiende a un año completo, en lugar de los seis meses actuales. Esta cuota reducida será de 50 € si el autónomo cotiza por la base mínima o del 80 % de la base si es superior a la mínima.

A partir de ese momento, los autónomos podrán seguir disfrutando de una serie de bonificaciones en su cuota durante un año más, de la siguiente manera:

Meses Bonificación Cuota Seguridad Social (sobre base mínima) Ahorro mensual respecto a base mínima
1 al 12 50 € u 80 % sobre base si esta es superior a la mínima 50 € 225 €
12 al 18 50 % sobre base de cotización 137 € 137 €
18 al 24 30 % sobre base de cotización 190 € 85 €

Además, la bonificación del 30 % se extiende 12 meses más si el autónomo tiene menos de 30 años, en el caso de los hombres, o de 35 en el caso de las mujeres, hasta completar 3 años completos.

Estas nuevas condiciones suponen un ahorro total de unos 4032 € (unos 168 € al mes) en caso de que el autónomo por la base mínima. Si además, el trabajador tiene menos de 30 años, este ahorro se incrementa hasta los 5052 € en los tres años de disfrute de la tarifa plana.

Mejora de los requisitos para acogerse a la tarifa plana

No todos los autónomos pueden acogerse a la tarifa plana, aunque sí se mejoran las condiciones para su disfrute con respecto a la situación anterior:

  • Podrán acogerse a esta bonificación aquellos autónomos que no hayan estado dados de alta en los últimos dos años (hasta ahora eran 5). Asimismo, podrán solicitarla aquellas mujeres que hayan vuelto después de la baja por maternidad.
  • No podrán solicitar la tarifa plana los autónomos colaboradores, es decir, aquellos trabajadores que sean familiares de otros autónomos, ni aquellos que estén en régimen de pluriactividad (que trabajen a la vez por cuenta ajena y por cuenta propia).

¿Cómo solicitar la tarifa plana?

A pesar de que la mayoría de medidas integradas dentro de la ley de autónomos ya han entrado en vigor, en el caso de la tarifa plana habrá que esperar hasta el 1 de enero 2018. A partir de ese momento, todos los trabajadores que cumplan con los requisitos del punto anterior podrán solicitarla.

Pero, ¿cómo hacerlo? Para empezar, la solicitud de la tarifa plana debe coincidir con el alta de autónomos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). A partir de ese momento, y si se cumplen los requisitos, se aplica de forma automática la reducción en la cuota durante el tiempo que corresponda, sin necesidad de solicitarla.

La ampliación de la tarifa plana le costará al estado unos 600 millones de €, aproximadamente un 60 % del coste total de toda la ley de autónomos. Sin duda, se trata de la medida más costosa y, también, la más esperada por muchos trabajadores.

En Naranja | ¡Atentos, autónomos! Estas son las novedades más importantes que 2017 trae bajo el brazo

Conversación