Coger la compra e irte “sin pagar”: los supermercados del futuro ya están aquí

Vas de camino a casa y te das cuenta de que te falta leche, de modo que entras al supermercado, la coges y –sin sacar la cartera ni hacer cola– sales para seguir tu camino y llegar antes a tu hogar. El concepto puede desconcertar un poco porque estamos acostumbrados a pagar al salir de los establecimientos.

Sin embargo, la compañía Amazon se preguntó hace tiempo cuál es el motivo de que tengamos que pasar por caja y si se podía evitar, ya que no aporta valor a la compra. Rediseñó la idea de supermercado (y de hacer la compra) usando la tecnología más avanzada para que puedas irte sin pagar.

¿Cómo funciona Amazon Go?

Aunque la idea es nueva y está en versión Beta (se empezó a gestar hace cuatro años y todavía queda probarla para ver si funciona), en apenas unos días ya se ha confirmado que otras cadenas seguirán la idea de Amazon.

Esta tecnología punta es la misma que usan los vehículos autónomos para moverse a través del espacio: visión por ordenador, integración con distintos sensores y aprendizaje profundo (deep learning en inglés).

La mecánica tras la idea es sencilla. Desde el momento en que entramos a la tienda (desde fuera parece una tienda normal) y nos registramos con un código QR a través de una aplicación la tienda sabe en todo momento dónde estamos.

compra con amazon go

En la App de Amazon se generará un código QR que enseñaremos a un sensor al entrar.

Al desplazarnos por la tienda, esta nos sigue con sus cámaras y sensores. Imaginemos que al entrar vamos directos al mencionado brick de leche. Cuando lo levantamos, un sensor informa de que este ya no está en la estantería.

Si el producto desaparece de la estantería justo cuando nosotros estamos justo al lado de ella, es obvio que lo hemos cogido, y se nos agrega al carrito virtual que podremos corregir en todo momento.

Las correcciones serán al principio muy habituales, especialmente mientras la idea cause suficiente impacto como para que la tienda esté abarrotada. Pero poco a poco, a medida que el el software de inteligencia artificial aprenda los patrones de compra de los usuarios los errores se reducirán al mínimo: al error humano.

¿Cómo han mejorado en tecnología los supermercados?

Este avance no es el primero que han tenido los supermercados, y probablemente no será el último.

Uno de los primeros dispositivos de última generación que nos dejaron con la boca abierta fueron las máquinas registradoras que se abrían con un clic y las balanzas electrónicas que funcionaban sin pesas móviles. Tras aquellos inventos vinieron los lectores de códigos de barras (tan útiles hoy día) y las etiquetas RFID que se usan a diario.

Durante un tiempo, esta máquina registradora fue tecnología punta.

Pero no acabó ahí la innovación. Las puertas se hicieron automáticas, la línea de cajas incluyó bandas transportadoras y surgió la idea de que uno mismo podía escanear los productos para ahorrar tiempo. Hoy día muchos hemos cambiado el carrito por la tablet, e incluso podemos sacar dinero en la línea de caja.

 

Parece que pronto no será necesario usar efectivo en nuestras compras, y si la apuesta de Amazon sigue adelante en unos años nos iremos a casa sin pagar (en el momento).

 

En Naranja | Cinco maneras en las que tu smartphone te puede ayudar en el supermercado

Imágenes | iStock/Prykhodov, Gerd Almann, M. Martín Vicente.

 

Conversación