Tiempo de lectura: 5 minutos

Una mentira repetida 1000 veces puede llegar a convertirse en una verdad, o por lo menos a percibirse como tal. Esto es precisamente lo que pasa con muchas de las dudas fiscales más recurrentes, en concreto sobre el IRPF. Han terminado formando mitos sobre la declaración de la renta que están instaladas en nuestro imaginario colectivo, aunque en realidad están lejos de ser ciertas.

Dentro de estas falsas creencias sobre el IRPF hay algunas más extendidas que otras. Estos son los mitos fiscales más extendidos que deberías desterrar de tu mente desde ya.

Si haces la renta un año, tendrás que hacerla siempre

Nada más lejos de la realidad. Presentar la declaración de la renta un ejercicio no te obliga a hacerlo los siguientes. La obligación de presentar el IRPF es independiente en cada ejercicio. De hecho, tiene lógica que sea así porque tus circunstancias pueden cambiar de un año a otro.

Sin embargo, para saber si estás o no obligado a presentar la renta hay otros criterios.

La Joya no Joya y…
La Cuenta NÓMINA
Del Banco no Banco

Sin comisiones, con tarjetas gratis ¡y mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Si pides el borrador, debes presentar la renta

Haber pedido el borrador de la renta (ahora predeclaración con Renta Web) no hace que después tengas que presentar el IRPF. El borrador de la renta es solo eso, un esbozo de cómo Hacienda entiende que puede ser tu declaración de IRPF, pero no obliga a que después tengas que presentarla.

Lo que ponga el borrador es lo correcto

Uno de los errores más habituales al hacer la renta es aprobar el borrador sin mirarlo, dando por sentado que lo que ponga el borrador estará bien, que los datos que tiene Hacienda son los correctos.

El borrador de la renta es sólo una estimación de cómo sería tu declaración con la información que la Agencia Tributaria tiene sobre ti y sobre tus ingresos. Esta información no tiene por qué ser ni completa ni correcta. Hay más de un tipo de inversiones que Hacienda no registra y lo mismo puede pasar si te has cambiado de casa.

Si hay un mito fiscal que deberías desterrar es precisamente este. El borrador puede tener errores y siempre debes revisarlo.

Si Hacienda no lo sabe, mejor no decírselo

Esta leyenda fiscal es una extensión de la anterior. Si no aparece en el borrador es que Hacienda no lo sabe. Y si Hacienda no lo sabe, mejor ‘callárselo’ para no contradecir al fisco. Esto en realidad es fraude y puede tener consecuencias nefastas cuando la AEAT termine detectándolo (tiene cuatro años para hacerlo)

Y lo peor de todo es que muchas de estas omisiones de información te pueden ayudar a pagar menos impuestos.

Mejor no hacer la declaración si no estás obligado

Detrás de esta falsa creencia se esconde también la pereza de tener que enfrentarse al IRPF. La mayoría de personas percibe la renta como algo complicado, difícil de entender y de lo que es mejor huir.

La realidad es que si no estás obligado a declarar puedes hacer igualmente la renta. Incluso es fácil que el resultado sea positivo para ti. Si no quieres complicarte la vida, sólo tienes que pedir el borrador para ver una primera estimación.

Si has trabajado para más de una empresa vas a pagar más

Esta es una creencia muy extendida que tiene que ver principalmente con las retenciones de IRPF. Tener dos pagadores no hará que pagues más en la declaración de la renta, incluso si cambias de tramo fiscal. Lo que sí puede suceder es que, si el segundo pagador te ha retenido lo mínimo, el resultado sea a pagar.

Si estás en paro no hay que hacer la renta

Esta es una de las creencias más peligrosas. El paro no está exento de tributar en la declaración de la renta. En el IRPF el paro tiene exactamente la misma consideración que tu salario.

Si te quedaste en paro el año pasado para Hacienda será como si hubieses tenido dos paradores y eso afectará a tu obligación de declarar.

Si ganas menos de 22.000 € no tienes que declarar

La mayoría de contribuyentes tiene esta cifra marcada a fuego. Es verdad que si has ganado menos de 22.000 € de un solo pagador no estás obligado a presentar el IRPF. Sin embargo, esta no es la única razón por la que puedes estar obligado a hacer la renta, hay otras.

La más habitual es haber ganado menos dinero, pero tener más de dos pagadores. En este sentido, si has ingresado más de 12.643 € y el segundo pagador te ha pagado más de 1500 €, deberás hacer el IRPF 2018. Esta cifra aumenta hasta los 14.000 € en 2019.

Lo mismo ocurre si has trabajado como autónomo y has ingresado más de 1000 €. Estarás obligado a declarar.

Los menores no hacen la renta

La edad no es un impedimento para hacer el IRPF. Los niños tienen que presentar la declaración de la renta cuando sus rentas llegan al mínimo establecido. En este punto, Hacienda también tendrá en cuenta los movimientos de los fondos o acciones contratados a nombre de los pequeños.

Además, si el menor hace la renta por su cuenta, no podrás incluirlo dentro de la unidad familiar ni aplicar el mínimo familiar.

Es mejor no poner el piso que alquilas porque pagarás muchos impuestos

Lógicamente, siempre vas a pagar menos si no declaras la vivienda en alquiler que si lo haces. Sin embargo, incluir los alquileres es obligatorio. No hacerlo implica fraude y puedes exponerte a fuertes sanciones por parte de Hacienda. Si lo detecta, tendrás que pagar lo que no pagaste en su momento más un recargo que puede ser del 150 %.

Además, lo que realmente pagas por el alquiler en la renta es muy limitado por las deducciones y reducciones que puedes practicar.

Si haces antes la declaración, cobras antes

El momento en el que hagas la declaración de la renta no influye en el tiempo que Hacienda tarda en pagar. Como norma general, la Agencia Tributaria realiza el ingreso en un plazo de 15 días desde que presentas el IRPF, salvo que realice alguna comprobación adicional.

Es falso que el Estado se quede sin dinero si tardas en hacer la renta y que por eso retrasa los pagos.

En definitiva, debes desterrar estos mitos sobre la renta de tu cabeza. Así afrontarás mucho más tranquilo la siguiente declaración de IRPF, que está a la vuelta de la esquina.

Imagen | Tyler Franta on Unsplash

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 votos, media: 4,47 sobre 5)
Cargando…