deducción por movilidad geografica
Tiempo de lectura: 3 minutos

Aprovechar las deducciones es una de las mejores fórmulas para ahorrar en la declaración de la renta. En este sentido, una de las más habituales, especialmente para aquellos que se han tenido que cambiar de ciudad por motivos laborales, es la deducción por movilidad geográfica.

Gracias a esta deducción vas a poder deducir los gastos por traslado y pagar menos impuestos durante dos años, aunque para ello hay que cumplir una serie de condiciones.

Quién se beneficia de la deducción por movilidad geográfica

Las condiciones para poder desgravar en la renta por este concepto son las siguientes.

  • Estar inscrito en una oficina de empleo. Sólo si estás apuntado al paro podrás deducir por movilidad geográfica. Por eso mismo, si vas a incluirla en la renta deberías guardar los justificantes del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) durante los años en los que puedes beneficiarte de ella y al menos los cinco siguientes. Y es que Hacienda dispone de cuatro años para reclamar la declaración de la renta desde el momento en que la presentas.
  • Aceptar un puesto de trabajo en un municipio distinto al de residencia habitual. Precisamente la razón por la que existe esta deducción es para que el traslado no sea un hándicap para las personas que están en paro.
  • Que el cambio de residencia se produzca como consecuencia del cambio en tu trabajo. También será necesario que puedas justificar el cambio, más allá del contrato laboral. Puedes hacerlo cambiando el padrón, lo más sencillo, o con un contrato de alquiler, por ejemplo. Empadronarte en la nueva casa no es obligatorio, pero sí puede evitarte muchos conflictos con Hacienda a la hora de justificar esta deducción o la deducción por el alquiler, si es que esta se aplica en tu comunidad autónoma.

Al final, la reducción por movilidad geográfica exige un cambio de residencia de un municipio a otro. Si el cambio es dentro de tu misma ciudad o del mismo municipio, no podrás aplicarlo. Eso sí, la norma no te obliga a trasladarte al municipio donde esté la nueva empresa, sólo a que el nuevo trabajo exija un cambio de municipio. En este sentido, podría darse el caso de que una empresa de tu ciudad te contrate, pero lo haga para que trabajes en otro municipio.

Con la Cuenta NÓMINA todo 
es sencillo

Sin comisiones ni condiciones. Sin coste de tarjetas a débito o crédito. 0€ en transferencias* y mantenimiento. Sin domiciliar recibos.

Indicativo

Cómo funciona la deducción por movilidad geográfica

Esta deducción se aplica sobre tu rendimiento íntegro del trabajo en el IRPF y asciende a un máximo de 2000 € por contribuyente. Es decir, al realizar el cómputo de lo que has ganado en la renta 2018, Hacienda restará esos 2000 € a tus ingresos.

Si haces la declaración conjunta, esos 2000 € sólo se aplicarán para las personas que cumplan con todos los requisitos. Es decir, si eres tú quien estabas en paro y aceptaste un trabajo en un municipio diferente, sólo tú podrás beneficiarte de la deducción, por más que tu pareja te acompañe y cambie la residencia contigo.

Cuánto tiempo se aplica la deducción por traslado

Esta deducción se puede aplicar durante un máximo de dos años consecutivos, incluido el año del cambio.

Es decir, si trasladaste tu domicilio habitual en 2018 por motivos laborales, podrás incluirlo en la renta 2018 y si todavía resides en el nuevo municipio, también en la renta 2019. De hecho, incluso si te cambiaste en 2017 y no desgravaste por ello en la renta 2017, podrás hacerlo al rellenar la renta 2018.

En qué casilla incluir la deducción en la renta 2018

La deducción por movilidad geográfica se puede incluir en la casilla 0019 junto con el resto de “otros gastos deducibles” de los rendimientos del trabajo.

Al hacer el IRPF es fácil que el borrador de la renta no incluya esta deducción, como tampoco el cambio de domicilio fiscal si no avisaste a la Agencia Tributaria del traslado durante el ejercicio fiscal 2018. Esta es sólo una de las cosas que no aparecerán por defecto en tu borrador y que, por tanto, deberías revisar para poder beneficiarte de ella.

En este sentido, la vivienda habitual la podrás incluir al indicar tus datos personales en la primera página de la declaración. No obstante, es importante que igualmente revises que los datos introducidos son correctos y que el resultado de la declaración es consistente con la información que proporcionas, igual que con el resto de datos.

En Naranja I Qué deducciones puedo aplicarme en la declaración de la renta

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,33 sobre 5)
Cargando…