ERTE declaracion renta
Tiempo de lectura: 4 minutos

La crisis sanitaria ha tenido impacto en muchos aspectos de nuestro día a día, y la declaración de la renta no ha sido una excepción. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se pusieron en marcha en 2020 para lidiar con el gran parón económico derivado de la pandemia provocaron que muchos trabajadores acabaran recibiendo una prestación del Servicio Público Empleo Estatal (SEPE).

Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es qué impacto tienen los ERTE en la declaración de la renta. ¿Tendré que pagar más si mi empresa hizo un ERTE? ¿Estaré obligado a presentarla la declaración? Te lo explicamos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ING España (@ing_espana)

ERTE y Hacienda: ¿cómo tributan los ERTE?

Los trabajadores acogidos a un ERTE cobran el 70 % de su base de cotización durante el tiempo que dure la prestación, igual que el desempleo o el cese de actividad de los autónomos.

Como cualquier otra percepción social, la prestación por estar en ERTE tributa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como rendimientos del trabajo. En consecuencia, el contribuyente tendrá que declarar estos ingresos en su declaración de la renta junto con el resto de sus rentas.

¿El ERTE cuenta como dos pagadores?

Sí. La entidad que abona la percepción derivada de un ERTE es el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que se considera segundo pagador a efectos tributarios, de acuerdo con la Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V1378-17, de 02 de junio de 2017.

En consecuencia, los trabajadores que reciban esta prestación deberán regirse por la normativa vigente para dos o más pagadores. Esto hará que sea más fácil que estés obligado a presentar la declaración de la renta, incluso si normalmente no la tienes que hacer.

Declaración de la renta: ¿es obligatorio hacerla si he estado en ERTE?

Con toda probabilidad, sí. La obligatoriedad de presentar la declaración depende de los ingresos del contribuyente. Con un solo pagador, el límite a partir del cual el contribuyente está obligado a presentar de la declaración de la renta es de 22.000 €.

Sin embargo, si se tiene dos pagadores y los ingresos del segundo (en este caso, el SEPE) han superado los 1500 € durante 2020, el límite conjunto de ingresos del contribuyente se reduce hasta los 14.000 €.

Esto va a provocar que, según cálculos de la AEAT, este año habrá unos 327.000 nuevos declarantes que antes no estaban obligados a presentar la renta.

Estoy en ERTE, ¿me saldrá a pagar la declaración?

Tener dos pagadores no quiere decir necesariamente que la declaración vaya a salir a pagar. Ahora bien, todo depende del porcentaje impositivo resultante del conjunto de ingresos del trabajador y de las retenciones que se hayan practicado a lo largo del ejercicio.

En general, cuando intervienen dos o más pagadores que actúan de forma independiente, ninguno de ellos tiene en cuenta las retribuciones satisfechas por el otro. Aplican un tipo de retención en la renta como si solo hubiese un pagador y, en ocasiones, como es el caso de la prestación por desempleo, se aplica el mínimo.

En el caso particular de los ERTE, el SEPE suele retener un mínimo del 2 % cuando, en condiciones normales, la retención debería ser más cercana al 10-15 %. Y cuanto menor sea la retención de un segundo pagador, mayor es la probabilidad de que la declaración de la renta salga a pagar.

¿Cuánto tendré que pagar a Hacienda por el ERTE?

Como a hemos visto, el resultado de la declaración dependerá en buena medida de las retenciones practicadas por cada uno de los pagadores a lo largo del ejercicio 2020.

Por ejemplo, supongamos que, en condiciones normales, tengas un salario de 20.000 € al año. En 2020, tu empresa hizo un ERTE de dos meses, en los que has cobrado el 70 %, es decir, 2333,33 €. Así, en 2020 habrías ingresado un total de 19.000 € brutos.(16.666,66 € de tu empresa, y 2333,33 € del SEPE).

Dado que tus ingresos superan conjuntamente los 14.000 €, y que los ingresos provenientes del SEPE superan los 1500 €, estarías obligado a presentar su declaración.

Desde el punto de vista fiscal, la declaración se desglosa de la siguiente manera:

Ingresos Retenciones
Rendimientos del trabajo 19.000 € Importe retenciones trabajo 1146,67 €
Gastos Seguridad Social 1058,33 € Importe retenciones SEPE 46,66 €
Otros gastos deducibles 2000 €
Rendimiento neto reducido 15.941,67 €
Base liquidable general 14.851,51 €
Cuota líquida total (B) 1887,36 € Total retenciones (A) 1193,34 €
Resultado de la declaración (B-A) 694,02 €

En este supuesto, la declaración te saldría a pagar casi 700 € a causa del ERTE, fundamentalmente porque el SEPE no te ha aplicado prácticamente ninguna retención. Este resultado se reduce si puedes aplicarse alguna deducción, como la desgravación por aportaciones a planes de pensiones o donativos a ONG.

Este resultado es independiente al de otros ejercicios fiscales pasados y futuros. Por eso, aunque en años anteriores no hayas tenido que presentar la declaración o, si lo hiciste, te saliera a devolver, si este año has estado acogido a un ERTE, lo más probable es que te toque presentar la declaración y, posiblemente, pagar.

Afortunadamente, la Agencia Tributaria ha previsto esta situación, y permitirá fraccionar el pago de la renta en seis plazos sin intereses a quienes hayan estado en ERTE durante 2020. El primero de estos pagos será el 20 de julio y el último el 20 de diciembre.

Siéntete libre con la Cuenta NÓMINA del Banco no Banco

Libre de comisiones, de condiciones ¡y libre de mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Te mereces esta cuenta

En Naranja | Calendario de la renta en 2021: estas son las fechas clave que debes conocer
Imagen | Pexels

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (471 votos, media: 4,49 sobre 5)
Cargando...