Comisiones deducibles en la renta
Tiempo de lectura: 4 minutos

Una de las claves para sacar el máximo partido en la declaración de la renta son las deducciones. Es tan fácil que ahora estés pensando en la vivienda o en los planes de pensiones como que te olvides de los gastos que tienen tus inversiones. Y es que muchos de los costes que tenemos que asumir al invertir también se pueden desgravar en la renta.

Desde gastos de administración hasta la comisión de reembolso o las comisiones por gestión, invertir tiene una serie de costes inherentes. Estas comisiones afectan a la rentabilidad a largo plazo de las inversiones y también hay que incluirlas al calcular la rentabilidad que obtienes después de impuestos. No en vano, lo que pagas en comisiones es rentabilidad que no llega a tus bolsillos.

Hacienda es consciente de ello y por eso la Ley de IRPF permite deducir estos costes de inversión al pagar impuestos en la declaración de la renta. Estos gastos no funcionan como la desgravación por vivienda o la deducción por planes de pensiones, que afectan directamente a la base imponible.

Broker NARANJA

Más bolsa por menos

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos.

Con menos comisiones, 0 €comisión de custodia* y 0 €comisión por cobro de dividendos y otras operaciones financieras.

*En caso de no realizar una operación de compraventa de acciones o ETFs (derechos excluidos) en cualquier mercado durante el semestre natural, la comisión de custodia será de 4,84€ (IVA incluido) por clase valor.

Lo que Hacienda hace simplemente es tener en cuenta ese dinero a la hora de calcular la rentabilidad a efectos fiscales. Para que lo entiendas mejor, te permite restar determinadas comisiones y gastos al beneficio que has obtenido para que éste sea más real.

Qué gastos puedes desgravar de tus inversiones

Hacienda delimita qué tipo de comisiones y gastos puedes deducir en función de la inversión que realices. El siguiente cuadro del Manual de la Renta 2018 puede servir de resumen.gastos deducibles de tus inversiones en la renta

 

Gastos de administración y depósito

Según figura en el cuadro, podrás deducir los gastos de administración y depósito de la participación en fondos de inversión propios de entidades financieras. Es decir, puedes restar estos gastos al dinero obtenido de los dividendos, las primas de asistencia a juntas o la cesión de tus acciones para ventas a corto, por ejemplo.

Comisiones de compraventa y corretajes

En el caso de la venta de acciones, su fiscalidad permite restar también las comisiones de compraventa o los corretajes que cobre el bróker. Lo mismo ocurre con los fondos de inversión, con los que podrás desgravar la comisión de suscripción, reembolso, gestión o custodia. La ventaja es que, por lo general, estas comisiones se liquidan dentro del valor liquidativo del fondo. En otras palabras, que en la información fiscal que manda el fondo con tus beneficios, éste ya habrá descartado estos gastos, facilitándote el trabajo.

Lo que no podrás imputar como gasto deducible de tus inversiones es el asesoramiento que recibas. Esto también incluye los costes “que supongan la contraprestación de una gestión discrecional e individualizada de carteras de inversión, en donde se produzca una disposición de las inversiones efectuadas por cuenta de los titulares con arreglo a los mandatos conferidos por éstos”, según explican desde Hacienda.

En cualquier caso, recuerda que si trabajas con un bróker extranjero, puedes estar obligado a rellenar el modelo 720 de Hacienda de Declaración Informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero si tu inversión fuera de España supera los 50.000 €.

Los gastos de alquilar una vivienda

Por último, si inviertes en vivienda o has comprado una vivienda de alquilar, los gastos que puedes desgravar aumentan. Al declarar el alquiler que cobras en el IRPF vas a poder restar casi todos los gastos que hayas tenido que asumir por tu inversión y los gastos que genere la vivienda. A modo de ejemplo, ahí podrás incluir el IBI, los gastos de la comunidad y también la prima satisfecha por tu seguro de hogar. Si además tienes hipoteca podrás restar al alquiler incluso los intereses que hayas pagado, y si además has adquirido tu vivienda antes del 1 de enero de 2013 podrás desgravarte el 15 % de los pagos satisfechos por tu hipoteca, con el límite de 9040 € anuales.

Todos ellos debes ponerlos en las casillas que van de la casilla 0080 a la casilla 0088 de la renta 2018.

En qué casillas incluir estos costes en la renta 2018

Para los rendimientos de capital mobiliario, que incluyen los dividendos, la casilla que debes rellenar es la 0037, dentro del apartado B de la renta 2018, en la página 4. La información sobre estos gastos aparecerá dentro de los datos fiscales que debería de haberte mandado tu bróker.

En el caso de las acciones, en la casilla 0328 es donde se trasladan los importes de la compra-venta y donde podrás imputar estos gastos, mientras que para los fondos de inversión es la casilla 0312, aunque la propia gestora suele integrar directamente esas comisiones.

En cualquier caso, en la mayoría de ocasiones esta información ya viene reflejada en el borrador. No obstante, conviene que revises que los datos son correctos porque, en ocasiones, puede contener errores.

En Naranja I Así podrás ahorrar con tus fondos al hacer la declaración de la renta

, , , ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…