obligado a hacer la declaración de la renta
Tiempo de lectura: 4 minutos

Aunque a priori pueda parecer complicado saber quién está obligado a hacer la declaración de la renta, en realidad es algo sencillo.

Hay una serie de circunstancias que eximen al contribuyente de tener que hacer este trámite con Hacienda. Tan solo tienes que fijarte en una serie de límites y en la procedencia de tus rendimientos.

Quién está obligado a hacer la declaración de la renta

No todos los contribuyentes están obligados a presentar la declaración de la renta. Existen una serie de límites cuantitativos establecidos en la Ley por debajo de los cuales no estaremos obligados a realizar este trámite.

Los supuestos dependen del tipo de rendimiento y de las cuantías obtenidas durante el año fiscal que corresponda. En la mayoría de los casos, el contribuyente estará obligado a presentar su declaración de la renta si sus ingresos anuales superan un determinado nivel. Estos límites se reducen si los ingresos proceden de más de un pagador o de otras fuentes diferentes a los rendimientos del trabajo, como alquileres, beneficios por inversiones, etc.

Cantidad mínima para hacer la declaración de la Renta

Rendimientos del trabajo: mínimo y número de pagadores

Estarán obligados a presentar la declaración de la renta aquellos contribuyentes que obtengan los siguientes rendimientos del trabajo en función del número de pagadores:

  • Para un único pagador, quienes obtengan unos rendimientos del trabajo superiores a 22.000 € anuales.
  • Para dos o más pagadores, quienes obtengan unos rendimientos íntegros del trabajo superiores a 14.000 € anuales, salvo cuando la suma del segundo pagador y siguientes en conjunto no supere los 1500 €, en cuyo caso el límite será 22.000 €.

En este caso, es conveniente recordar que, a efectos fiscales, la Seguridad Social tiene la consideración de segundo pagador si se recibe, por ejemplo, una prestación por desempleo.

Rendimientos de capital mobiliario que obligan a declarar

El contribuyente también estará obligado a presentar la declaración si sus rendimientos del ahorro superan los 1600 €. En esta cuantía se incluyen:

  • Los rendimientos del capital mobiliario (como los intereses de depósitos o los dividendos de acciones).
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales (la venta de participaciones en un fondo de inversión, por ejemplo).

No se incluyen las ganancias obtenidas por la inversión en títulos de deuda pública, como las letras del Tesoro.

Siéntete libre con la Cuenta NÓMINA del Banco no Banco

Libre de comisiones, de condiciones ¡y libre de mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Te mereces esta cuenta

Otros supuestos por los que es obligatorio declarar

El contribuyente también estará obligado a presentar la declaración de la renta si obtiene, en conjunto, más de 1000 € de las siguientes fuentes:

  • Rentas inmobiliarias imputadas.
  • Subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial.
  • Rendimientos de letras del tesoro y otros títulos de deuda pública.
  • Otras ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas.

En cualquier caso, no estarán obligados a presentar la declaración aquellos contribuyentes que, en conjunto, hayan obtenido las siguientes rentas:

  • Menos de 1000 € anuales incluyendo rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales.
  • Tampoco quienes declaren exclusivamente pérdidas patrimoniales inferiores a 500 €.

Todos estos supuestos se aplicarán tanto en tributación individual como en tributación conjunta. Para estos límites, no se tendrán en cuenta las rentas exentas, como la prestación por paternidad, la indemnización por despido o las pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos que procedan de decisión judicial, entre muchas otras.

¿Cómo saber si tengo que hacer la declaración de la renta?

La mayoría de contribuyentes saben si están obligados a presentar la declaración de la renta o no porque sus únicos ingresos provienen de su sueldo como trabajadores por cuenta ajena o por su facturación como trabajadores autónomos.

Sin embargo, cuando se introducen otras variables, como el número de pagadores, algún inmueble alquilado o ingresos provenientes de dividendos, el cálculo se complica.

Por eso, la mejor opción es solicitar el borrador y comprobar si los datos consignados por la Agencia Tributaria son correctos. En algunos casos, Hacienda no dispondrá de toda nuestra información fiscal, así que será necesario incluir nuevos datos y hacer la simulación a través de Renta Web.

Cuándo hay que hacer la declaración de la renta

Aunque no estés obligado a declarar, puede que te interese presentar la declaración de la renta. Hay que recordar que, si no la presentas, no podrás beneficiarte de ninguna de las deducciones previstas en la legislación, como las aportaciones a planes de pensiones, las previstas para la vivienda habitual o las deducciones por donativos, entre muchas otras.

La recomendación de la mayoría de asesores fiscales es revisar el borrador y las posibles deducciones aplicables para ver el resultado y, en función del mismo, presentar o no la declaración.

Si aun aplicando las deducciones te sale a pagar y no estás obligado a presentarla, puedes evitar el trámite. Sin embargo, si el resultado es favorable para tus intereses, lo más recomendable es presentarla y recibir esta devolución.

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (88 votos, media: 4,26 sobre 5)
Cargando...