Declaración de la renta errores

Siempre es recomendable revisar la declaración de la renta minuciosamente antes de enviarla. Pero aún así, puede que más adelante te des cuenta de que has presentado la declaración de la renta con errores. Por ejemplo, puede que no hayas incluido todos los ingresos del declarante, que hayas dejado por incluir alguna deducción o que recibas información que no tenías en el momento de rellenarla.

Si esto ocurriera, no hay de qué preocuparse: estos errores son fáciles de subsanar, aunque es posible que debamos abonar algún recargo o intereses de demora en caso de hacerlo fuera de plazo.

Cómo subsanar errores en una declaración ya presentada

A la hora de subsanar errores en una declaración ya presentada es importante saber que hay que utilizar un procedimiento u otro en función de si el error te beneficiara a ti o a Hacienda.

Declaración complementaria

Si los errores son favorables al contribuyente: declaración complementaria

En el caso de que los errores en la declaración inicial te favorecieran, es decir, si al subsanarlos ahora el resultado es una cantidad menor a ingresar o una mayor que te devuelva Hacienda, se puede solucionar el problema presentando una declaración complementaria. Básicamente, se trata de presentar una segunda declaración incluyendo todos los datos corregidos.

El proceso para realizar y presentar una declaración complementaria es sencillo. Para ello, puedes utilizar Renta Web. Solo tienes que acceder al apartado «Servicio de tramitación borrador / declaración (Renta WEB)», identificarte y elegir la opción «modificar una declaración», indicar el motivo de presentación, realizar los cambios pertinentes y firmarla.

Hacienda

Si los errores son favorables a Hacienda: solicitud de ingresos indebidos

El segundo supuesto es haber cometido algún error al presentar la declaración de la renta en tu perjuicio. Es decir, haber pagado más de lo que deberías o recibido una devolución menor a la que te correspondía. Estos errores se producen normalmente por declarar indebidamente rentas exentas, computar importes por cuantía superior a la debida u olvidar practicar deducciones o reducciones a las que tenías derecho.

La vía para subsanar esta situación es mediante la interposición de una solicitud de ingresos indebidos, con base en la declaración original y en la corrección que acompañaremos. Este trámite se podrá realizar a través de la página web de la Agencia Tributaria o en la Delegación que corresponda al domicilio fiscal del contribuyente.

Es importante tener en cuenta que en estos casos no procede realizar declaración complementaria, la cual está solo pensada para los supuestos en los que la Agencia Tributaria sale perjudicada.

¿Cuál es la sanción de presentar una declaración de la renta con errores?

Presentar una declaración complementaria para subsanar errores no conlleva ninguna sanción siempre que lo hagas antes de que te lo reclame hacienda.

Sin embargo, sí que existe un recargo de entre el 5 y el 20 % si lo haces fuera de plazo. Si, además, transcurre más un año, también habrá que pagar intereses de demora.

Meses que hayan pasado Recargo
Hasta 3 meses 5 %
Hasta 6 meses 10 %
Hasta 12 meses 15 %
Más de 12 meses 20 % más intereses de demora (5 %)

Si es Hacienda quien te lo reclama, dependiendo de la gravedad de la infracción, el recargo será de entre el 50 % y el 150 % de lo que tenías que pagar, según figura en el artículo 191 de la Ley General Tributaria.

La sanción se puede reducir un 30 % por conformidad. Es decir, Hacienda te perdonará parte de la deuda si aceptas la sanción y no recurres. Además también podrás reducir la multa otro 25 % si pagas dentro del periodo voluntario que marque la notificación de la AEAT.

¿Y si se trata de una declaración complementaria de años anteriores?

Es posible presentar una declaración complementaria de años anteriores. Simplemente, en el proceso para presentar una declaración complementaria, te dejará escoger el ejercicio para el que la estás presentando.

A estos efectos, ten en cuenta el plazo máximo que Hacienda tiene para revisar y reclamar declaraciones de IRPF: cuatro años desde la finalización del periodo voluntario de presentación. Es decir, si te das cuenta ahora de que una declaración de hace cinco años tenía un error, no hace falta que presentes la declaración complementaria.

En definitiva, no existe una única forma de corregir los errores cometidos al presentar la declaración de la renta. Es importante determinar en qué caso te encuentras y subsanar los errores siguiendo el procedimiento correcto y en los plazos establecidos. De lo contrario, lo más probable es que tengamos que asumir un sobrecoste mayor en forma de recargo, sanción o intereses de demora.

Ojalá pedir un Préstamo NARANJA fuese apasionante

Pero preferimos que sea fácil, sin domiciliar tu nómina y con el mínimo papeleo. ¿Te animas?

En Naranja | Todo sobre la declaración de la renta
Imagen | NordWood Themes

,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (13 votos, media: 4,69 sobre 5)
Cargando...