Cambiar retenciones nómina
Tiempo de lectura: 4 minutos

Fin de mes. Llega tu nómina y en ella puedes ver un apartado destacado con las retenciones del IPRF. Parece un porcentaje siempre igual, pero la realidad es que cambia según lo hacen tus circunstancias personales y familiares. Sin embargo, ¿sabías que puedes pedir a tu empresa que cambia las retenciones en tu nómina?

Qué son las retenciones de la nómina

El IRPF es un impuesto que pagas cuando obtienes ingresos. La liquidación anual, lo que se conoce como la declaración de la renta, se realiza siempre a ejercicio vencido, entre los meses de abril y junio del año siguiente. Sin embargo, durante el ejercicio fiscal, las empresas están obligadas a abonar por adelantado el IRPF del trabajador a través de las retenciones en su nómina.

Estas retenciones se calculan teniendo en cuenta tu sueldo, pero también tus circunstancias personales y familiares, por ejemplo, si tienes algún tipo de discapacidad, si tienes hijos o personas a cargo, etc. Es lo que explica que las retenciones puedan ser diferentes para dos trabajadores con el mismo sueldo bruto, o que la empresa te cambie la retención cuando tienes hijos.

Cuándo puedo pedir a mi empresa que cambie las retenciones en la nómina

Si la retención no es lo suficientemente alta de acuerdo a las circunstancias personales y familiares del contribuyente, el resultado de la declaración puede salir a pagar. En estas circunstancias, puedes pedirle a tu empresa que aumente las retenciones para no tener que pagar posteriormente. Es una posibilidad recogida en la legislación.

Sin embargo, no puedes pedir que te reduzcan las retenciones para recibir más dinero todos los meses (teniendo en cuenta, además, que no todos los contribuyentes están obligados a presentar su declaración). La Ley establece cuánto se debe pagar y es la empresa la responsable de calcularlas utilizando una aplicación que la Agencia Tributaria pone a su disposición.

No obstante, existen determinadas circunstancias en las que la Ley prevé que el contribuyente, a través de la empresa, pueda reducir sus retenciones.

Cuándo puedo bajar el IRPF de mi nómina

Contratos temporales

Contratos temporales

En los contratos temporales de duración inferior al año, la Ley permite que el tipo de retención mínimo a aplicar sea del 2 %. Esto es debido a que, en estos casos, la empresa no pueda disponer de los datos fiscales del contribuyente y, por tanto, no pueda estimar de forma correcta el porcentaje de IRPF que hay que retener.

Reforma vivienda

Rehabilitación de la vivienda habitual

Cuando la cuantía total de las retribuciones sea inferior a 33.007,20 € y el contribuyente hubiera comunicado a su empresa que destina cantidades para la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual utilizando financiación ajena (siempre y cuando tengan derecho a deducción),  el tipo de retención podrá reducirse en dos enteros, siempre y cuando no resulte negativo como consecuencia de tal minoración.

Datos personales y familiares

Si cambian tus circunstancias personales o familiares

Cuando cambian tus circunstancias personales o familiares, estarás en disposición de pedirle a tu empresa que se modifiquen las retenciones en tu nómina. Por ejemplo, si tienes un hijo durante el ejercicio, algún ascendiente a tu cargo mayor de 65 años a cargo o acreditas una discapacidad superior al 33 %, las reducciones serán menores, ya que estas circunstancias implican una reducción en el IRPF.

Cómo cambiar las retenciones de la nómina

Para solicitar un incremento en el tipo de retención del IRPF, tan solo debemos realizar una solicitud por escrito a nuestra empresa (algunas de ellas cuentan con formularios específicos para hacerlo). En ningún caso, el trabajador podrá solicitar un tipo de retención superior al tipo marginal máximo que se establece en la tabla del artículo 85 del Reglamento del IRPF. En todo caso, el tipo marginal máximo previsto reglamentariamente es del 45 %.

Por otro lado, cuando cambien tus circunstancias personales o familiares, debes presentar a la empresa el Modelo 145 de comunicación de datos al pagador sobre retenciones sobre rendimientos del trabajo, a través del cual se recabará toda la información necesaria para el cálculo de las retenciones a los trabajadores de una empresa.

No obstante, hay que tener en cuenta que el abono de las retenciones no es más que un pago adelantado del impuesto. Es decir, no vas a pagar más o menos a final de año; lo que no pagues ahora, tendrás que pagarlo más adelante cuando presentes la declaración, mientras Hacienda te devolverá el exceso si has aumentado las retenciones y pagado de más durante el año.

Por eso, lo mejor es hacer antes los cálculos necesarios para determinar si realmente te compensa o no modificar estas retenciones y no llevarte sorpresas cuando toque presentar la declaración de la renta.

Siéntete libre con la Cuenta NÓMINA del Banco no Banco

Libre de comisiones, de condiciones ¡y libre de mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

Te mereces esta cuenta

En Naranja | Todos sobre la declaración de la renta

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (52 votos, media: 4,08 sobre 5)
Cargando...