Qué desgrava en la renta
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Quién no querría la declaración de la renta le saliera siempre a devolver? En realidad, lograrlo no es ninguna quimera, solo es necesario un poco de planificación en las retenciones de IRPF que practica la empresa y tener claro qué desgrava en la declaración de la renta.

Hay que tener en cuenta que el resultado final de la renta depende de las retenciones de IRPF que te haya practicado la empresa a lo largo del año. Si te han retenido de más, porque tu empresa no ha tenido en cuenta ciertas desgravaciones en el cálculo de tus retenciones, Hacienda te devolverá la diferencia.

Es por eso que es importante conocer qué desgrava en la declaración de la renta para que no se nos escape nada.

¿Qué gastos de la hipoteca desgravan en la declaración?

Quienes firmaron su hipoteca antes de 2013 pueden desgravar por ella al hacer la declaración de la renta. En concreto, podrán deducir hasta un 15 % de lo que pagan al año por la casa sobre una base máxima de 9040 € en declaración individual y conjunta.

Un error muy habitual es incluir solo la cuota de la hipoteca. En realidad, Hacienda permite sumar todos los gastos aparejados al préstamo y a la compra de la vivienda. Un ejemplo son los seguros vinculados a la hipoteca, y no son los únicos gastos de la hipoteca que podrás desgravar en la declaración.

¿Cuánto desgrava el alquiler?

El alquiler también desgrava en la renta, pero solo dentro de unos límites y bajo ciertas condiciones. Lo primero que debes saber es que la deducción por alquiler se divide en dos tramos, el estatal y el autonómico.

Solo la deducción estatal es general, mientras que la autonómica depende de cada región. Actualmente, la desgravación estatal sólo pueden aplicarla quienes firmaron su alquiler antes de 2015. Hacienda permite también deducir las posteriores ampliaciones de los contratos firmados antes de 2015. Así, si has renovado tu contrato cambiando las condiciones, podrás seguir pagando menos en la renta.

No obstante, existen también deducciones autonómicas al alquiler, que varían de comunidad en comunidad. Muchas incluyen deducciones de entre el 5 y el 30% para menores de 35 o 36 años, personas con discapacidad, familias numerosas o mayores de 65 años.

La Joya no Joya y…
La Cuenta NÓMINA
Del Banco no Banco

Sin comisiones, con tarjetas gratis ¡y mucho más! Ábrela en 5 minutos y ciérrala en un solo clic… otra cosa es que quieras.

¿Hasta qué edad desgravan los hijos?

Los hijos son fuente de ahorro en la renta gracias al mínimo personal y familiar que pueden aplicar todos los contribuyentes. La principal duda en este punto es cuándo puedes hacer la renta con tus hijos y hasta qué edad se pueden incluir en la declaración de la renta.

En primer lugar, es necesario que los hijos vivan efectivamente con sus padres (salvo casos de custodia compartida), aunque también se puede incluir a los hijos económicamente dependientes si, por ejemplo, están estudiando fuera de casa.

En segundo lugar, existe una edad máxima hasta la que puedes desgravar por los hijos en la renta. En concreto, se pueden incluir en el IRPF a los hijos menores de 25 años siempre que no hayan obtenido rentas superiores a 8000 € anuales o hayan presentado la declaración de la renta de forma independiente con rentas superiores a 1800 €.

También se pueden sumar los descendientes mayores de 25 años si sufren una minusvalía superior al 33 % y cumplen los requisitos de ingresos.

Hay más deducciones en la renta relacionadas con los hijos. Una de las más importantes afecta a las familias numerosas, que pueden deducir más por el mínimo personal y familiar y acceder a otras ventajas fiscales.

Por su parte, las madres trabajadoras con hijos menores de 3 años pueden aplicar la deducción por maternidad, que no hay que confundir con la prestación por maternidad y paternidad, que ya no tributa.

Cuánto desgrava un plan de pensiones en la declaración de la renta

Hay pocas formas más directas de desgravar en la renta que invertir en un plan de pensiones. Las cantidades aportadas al plan de pensiones sirven para reducir la base imponible de la renta, que es sobre la que después se calcula el impuesto.

Por eso, si inviertes en tu plan de pensiones te ahorrarás los impuestos correspondientes al dinero invertido, hasta un máximo de 8000 € aportados.

De forma muy resumida, una persona que invierta el máximo permitido de 8000 € al año en su plan de pensiones, será como si hubiese ganado 8000 € menos y se ahorrará los impuestos correspondientes a esa cantidad. Dado que el IRPF es un impuesto progresivo, la deducción por planes de pensiones es más interesantes para quienes más ganan.

Esto es lo que puedes ahorrar con un plan de pensiones

¿Cuánto se puede ahorrar en la renta con un plan de pensiones? La respuesta dependerá de los ingresos de cada persona, su situación personal y de dónde viva. A modo de ejemplo, una persona que resida en Castilla y León con unos ingresos de 25.000 € anuales, tendría que pagar en la renta 4067,35 € con un tipo efectivo del 16,26 %.

Esto es lo que ahorraría según lo aportado a su plan de pensiones:

Aportaciones Cuota reducida Tipo efectivo Ahorro Total Porcentaje
1000 € 3777,35 € 15,10 % 290 € 7,13 %
2000 € 3487,35 € 13,94 % 580 € 14,25 %
3000 € 3203,35 € 12,81 % 864 € 21,24 %
4000 € 2943,35 € 11,77 % 1124 € 27,36 %
5000 € 2683,35 € 10,73 % 1384 € 34,02  %
6000 € 2437,50 € 9,75 % 1629,85 € 40,07 %
6900 € 2221,50 € 8,88 % 1845,85 € 45,38 %
7000 € 2221,50 € 8,88 % 1845,85 € 45,38 %
8000 € 2221,50 € 8,88 % 1845,85 € 45,38 %

¿Qué inversiones desgravan en la renta 2019?

Los planes de pensiones no son la única inversión que desgrava en la renta. La inversión directa en empresas de nueva creación permite deducir hasta un 30 % de lo invertido hasta un máximo de 60.000 €.

A esto hay que sumar los gastos desgravables por tus inversiones. Y es que los fondos de inversión no desgravan en la renta, pero sí muchos de sus gastos y las pérdidas que sufras, en caso de haberlas.

¿Qué sucede con los préstamos y los donativos en la renta?

Con carácter general, los préstamos no se pueden desgravar en la renta. Si has contratado un préstamo no podrás deducir por él salvo que sea un préstamo hipotecario en las condiciones que ya hemos visto anteriormente.

En cambio, si eres tú el que has concedido un préstamo, tendrás que incluirlo en la renta y pagar impuestos por las ganancias que hayas obtenido.

Por otro lado, los donativos sí se pueden desgravar en la renta, aunque es importante no confundirlos con las donaciones. De esta forma, se puede deducir hasta un 75 % de los primeros 150 € que dones a ONGs y un 30 % del resto de aportaciones.

Acordarte de qué desgrava en la declaración de la renta antes y revisar que esté todo incluido en tu borrador o declaración antes de presentarlo es la mejor forma de ahorrar en el IRPF.

, , ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (60 votos, media: 4,23 sobre 5)
Cargando…