Tiempo de lectura: 4 minutos

Todos los impuestos tienen su propio calendario y sus fechas límite. La renta no es una excepción y tiene sus plazos para cumplir con él. ¿Qué ocurre si se te ha pasado y no has presentado el IRPF? ¿Y si te has dado cuenta tarde de que estabas obligado a declarar? ¿Es posible hacer la declaración fuera de plazo?

Lo que a la Agencia Tributaria le interesa es que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones antes o después. Es decir, aunque es posible presentar la renta fuera de plazo, hacerlo tiene sus consecuencias. Por eso mismo es importante apuntar bien las fechas clave de la Campaña de la renta, que se repiten año tras año con pequeñas variaciones.

Cuál es el plazo para presentar la declaración de la renta

La campaña de la renta comienza a principios de abril y se extiende hasta finales de junio. Dependiendo del calendario se puede incluso extender a julio, como ocurre en la renta 2017, que finaliza el 2 de julio.

Sin embargo, en función del resultado de la renta habrá que presentarla un poco antes. Así, el 27 de junio es el último día para presentar la renta con resultado a ingresar si se quiere domiciliar el ingreso en la cuenta bancaria.

Con la Cuenta NÓMINA todo 
es sencillo

Sin comisiones ni condiciones. Sin coste de tarjetas a débito o crédito. 0€ en transferencias* y mantenimiento. Sin domiciliar recibos.

Indicativo

Qué sucede si presento la declaración de la renta tarde

Si se te ha pasado el plazo para hacer la renta o no la presentaste porque pensabas que no estabas obligado, puedes cumplir con Hacienda en cualquier momento, incluso si han pasado años. Esto no quiere decir que no vaya a haber consecuencias por hacer tarde la liquidación del IRPF.

Hacienda puede sancionarte y aplicar un recargo a lo que te toca pagar. La consecuencia dependerá por un lado del resultado de la declaración de la renta (si Hacienda es la perjudicada la sanción será mayor) y por otro de si eres tú quien cumple o si es la AEAT quien te envía un requerimiento para que declares. Además, el tiempo que haya pasado también cuenta en tu contra.

Renta con resultado a ingresar y sin requerimiento de Hacienda

Si el resultado de la declaración es a pagar, la mejor forma de ahorrarte disgustos es presentando tú la renta sin que te lo pida Hacienda, aunque sea tarde. En ese caso deberás hacer frente a un recargo, pero no a una sanción.

Los recargos son un porcentaje adicional que se calculan sobre lo que tenías que pagar en la renta. Serían una serie de intereses por no haber cumplido a tiempo. Cuanto más tardes, mayores serán. Esto es lo que pagarás en cada caso.

Meses que hayan pasado Recargo
Hasta 3 meses 5 %
Hasta 6 meses 10 %
Hasta 12 meses 15 %
Más de 12 meses 20 % más intereses de demora (5 %)

Resultado a devolver sin requerimiento de Hacienda

El caso más repetido es el de personas que creían que no estaban obligados a hacer la renta porque el resultado era a devolver cuando en realidad sí tenían que presentarla. Cuando esto ocurre no hay ningún prejuicio para Hacienda, más bien al contrario. La AEAT se estaba librando de tener que pagar. Sin embargo, esto no quiere decir que no vayas a tener que hacerlo tú.

No presentar la renta a tiempo sigue siendo una infracción leve que está sancionada con una multa de 200 €, que será de la mitad si no hay requerimiento previo de Hacienda.

Resultado a ingresar con requerimiento de Hacienda

Cuando Hacienda es la perjudicada y además tiene que ser ella quien te busca, la sanción será mucho mayor. En estos casos, el recargo será de entre el 50 % y el 150 % de lo que tenías que pagar dependiendo de la gravedad de la infracción, según figura en el artículo 191 de la Ley General Tributaria.

La sanción se puede reducir un 30 % por conformidad. Es decir, Hacienda te perdonará parte de la deuda si aceptas la sanción y no recurres. Además también podrás reducir la multa otro 25 % si pagas dentro del periodo voluntario que marque la notificación de la AEAT.

Resultado a devolver con requerimiento de Hacienda

¿Te puede pedir Hacienda que hagas la renta aunque sea a devolver? Sí, y de hecho suele hacerlo. La Agencia Tributaria no va a pasar por alto tu obligación de presentar la renta aunque le toque devolverte dinero.  Eso sí, las molestias de avisarte te costarán 200 €, que es la sanción por no hacer el IRPF a tiempo.

El resultado es que lo que iba a ser una devolución puede terminar saliéndote a pagar. Algo parecido ocurre con otras declaraciones de la renta como las declaraciones censales, en las que la multa es de 400 €  o las informativas, cuyas sanciones van desde los 300 hasta los 20.000 € dependiendo de los días de retraso.

Cómo presentar la declaración de la renta fuera de plazo

Los trámites para hacer la renta tarde son muy sencillos. De hecho la forma de presentar el IRPF apenas cambia. Sólo tienes que acudir a la página de Hacienda, pulsar en el apartado de “Impuestos” y después en “IRPF”. En cualquier caso, no debes olvidar que la declaración ha de presentarse en el periodo establecido para evitar problemas futuros con Hacienda.

En Naranja I Declaración de la renta: 13 preguntas frecuentes

, ,

Tu opinión es muy importante para nosotros.

¿Te ha aportado valor esta información?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay votos)
Cargando…