¿Has tenido pérdidas este año con tus inversiones? Así te afectan a la hora de pagar impuestos

En la vida hay dos tipos de moteros: los que se han caído y los que se caerán. En los mercados también hay dos tipos de inversores: los que ya han perdido alguna vez y los que lo harán. Nadie puede ganar eternamente. Quienes llevan tiempo invirtiendo lo tienen claro, y quienes están empezando también lo tendrán en algún momento de su camino como inversores.

Aprender a minimizar las pérdidas es parte del proceso de formación como inversores. Para hacerlo más fácil hay herramientas como los stop loss en bolsa que ayudan a automatizar el proceso y evitar que nuestra mente nos juegue malas pasadas. Aun así, al final habrá operaciones que no salgan y habrá que asumir las pérdidas con naturalidad.

Además, no toda pérdida tiene por qué ser mala. De hecho, cualquier contribuyente puede utilizarlas para pagar menos impuestos en la declaración de la renta.

Cómo contabilizar las pérdidas al invertir en el IRPF

La forma en la que cada producto de inversión tributa en la declaración de la renta es ligeramente diferente. Así, por ejemplo, los fondos de inversión cuentan con ventajas por reinvertir en otro fondo, algo que no ocurre con las acciones, y los planes de pensiones permiten pagar menos impuestos por las aportaciones realizadas a este instrumento.

Broker NARANJA

8€ por operación en bolsa española.

Hasta 30.000€

Broker NARANJA te ofrece la mejor combinación de tarifas con la que podrás invertir más y pagar menos

Herramientas gratuitas para sacarle más partido a la bolsa.
0€ custodia* y 0€ cobro de dividendos.

Sin embargo, hay algunas características que comparten la mayoría de ellos: sólo se pagan impuestos por las ganancias obtenidas. Y es que, al contabilizar el resultado de tus inversiones podrás restar las pérdidas que hayas sufrido a las ganancias obtenidas.

Además, podrás hacerlo incluso entre productos de ahorro diferentes, con el límite del 25 % del saldo positivo del otro componente de la base imponible del ahorro, un porcentaje que en 2017 era del 20 %. Es decir, se podrá compensar rendimientos del capital mobiliario negativos con el 25 % de otras ganancias y pérdidas patrimoniales integradas en la base imponible del ahorro, y viceversa.

A modo de ejemplo, imaginemos que Juan es un inversor que le gusta diversificar su cartera e invierte en acciones y fondos de inversión. Juan ha realizado 5 operaciones con el siguiente resultado:

Operación de inversión Resultado de la operación
Operación 1 2000 €
Operación 2 1500 €
Operación 3 2500 €
Operación 4 – 750 €
Operación 5 – 500 €
Ganancia patrimonial neta 4750 €

¿Cuánto ha ganado Juan para Hacienda? Muy sencillo: el resultado de sumar las tres primeras operaciones (ganancias) y restar las dos últimas (pérdidas). Al final, en su declaración de la renta Juan deberá indicar que sus ganancias patrimoniales son de 4750 € (2000 + 1500 + 2500 -750 – 500).

¿Qué ocurre si un año todo han sido pérdidas?

La compensación entre pérdidas y ganancias no tiene por qué materializarse en un único ejercicio fiscal. La Ley prevé que, en caso de que el resultado de un ejercicio sea negativo y hayas perdido dinero invirtiendo, podrás compensar esa cantidad durante los próximos cuatro años.

Para entenderlo mejor, imaginemos que Pedro no invierte tan bien como Juan y pierde 2000 € en 2017. Podrá usar ese dinero para restarlo a lo que gane en el conjunto de 2018, 2019, 2020 o 2021. Por ejemplo, si en 2018 gana 5000 € invirtiendo en bolsa, restará los 2000 € euros de pérdidas de 2017 y al hacer la renta 2018 será como si solo hubiese ganado 3000 €.

Hacer aflorar pérdidas para ahorrar impuestos

El truco de aflorar pérdidas

El truco de aflorar pérdidas consiste, básicamente, en cerrar operaciones en las que estés perdiendo dinero para pagar menos impuestos en ese ejercicio. De esta manera, la rentabilidad real de la inversión después de impuestos será mayor.

El siguiente ejemplo numérico nos ayudará a entenderlo mejor. María ha ganado 5000 € en bolsa, lo que se traduce en que tendrá que pagar 950 € en la renta 2017 (un 19% según los tramos del ahorro). María también está perdiendo 750 € con una inversión que todavía tiene abierta, así que opta por hacer aflorar esa pérdida, es decir, cerrar la operación, y asumir esa pérdida. Si lo hace sólo pagará a Hacienda 807,5 € (un 17 % menos) porque los 750 € de pérdida se restarán a los 5.000 € ganados y sólo tributará por 4250 €.

Como puedes ver, aprender a jugar con tus pérdidas y ganancias tiene premio fiscal: pagarás menos impuestos por tus inversiones.

En Naranja |  ¿Te ha vuelto a tocar pagar en la declaración? Así puedes reducir tu factura fiscal el próximo año

Imagen | istock/Antonio Guillem istock/Jacob Ammentorp Lund

Conversación